Decorar con verde pepino

Decorar con verde pepino

Uno de los mejores colores que tiene la paleta de colores es el verde claro, un verde tan claro que a veces es preferible decir que es blanco con una tonalidad de verde a decir que es verde aclarado con bastante blanco.

Si cortan un pepino al medio o en rodajas podrán ver el tono más claro de verde que pueda existir.

Cuando están trabajando con una tonalidad tan pálida, es particularmente importante tener en cuenta el resto de los colores de la habitación, y trabajar con ellos en vez de contra ellos, ya que no quieren que esa tonalidad verde se pierda.

Pueden añadir las propiedades del color verde temporalmente, por ejemplo, para el verano y la primavera, utilizando almohadones, mantas, alfombras, y otros objetos. Si su habitación tiene muchos muebles pesados y oscuros, cualquier cosa que sea clara va a desviar la atención de los colores más oscuros. Si realmente quieren desviar la atención hacia algo más claro, como por ejemplo, un florero delicado verde claro, coloquenlo sobre un fondo de color oscuro, ya sea contra una pared marrón o un mueble.

Los colores que se esperan para las paredes de una habitación soleada pueden ser beige o amarillo patito, pero utilizar un verde pepino va a mantener la habitación más fresca durante los días de verano.

Si de hecho eligen pintar las paredes de, por ejemplo, un porch o de cualquier habitación soleada, también pueden considerar amoblar el lugar para el verano, utilizando canastos de mimbre, estampas florales, y plantas.  Una alfombra de sisal con un borde verde oscuro puede unificar el espacio.

Hasta los dormitorios que no reciben tanta luz pueden beneficiarse de las paredes pintadas de verde.

La tonalidad propia del verde puede darle frescura a una habitación, así que no teman probarlo.