Los nuevos materiales para muebles

los-nuevos-materiales-para-muebles

Desde épocas inmemoriales, los muebles del hogar estaban fabricados con madera, en los comienzos con terminaciones rústicas, pero luego comenzaron a utilizarse maderas nobles, lacados y otras terminaciones.

El diseño del mobiliario fue evolucionando hasta adoptar formas futuristas, esto creó la necesidad de emplear nuevos materiales que se adaptaran a los nuevos requerimientos formales. Irrumpen así el acero, el cristal, los plásticos, entre otros materiales.

En la actualidad, la ecología ha modificado las premisas a que los materiales deben ajustarse, se priorizan aquellos cuya obtención proviene de fuentes renovables, los materiales reciclables, los reciclados y aquellos que causen un menor impacto en el medioambiente. Con estos objetivos, los nuevos materiales son el resultado de una combinación de tecnología y cuidado del entorno. De esta orientación surge la cáscara de huevo, uno de los materiales novedosos preferidos.

Características de los nuevos materiales:

La cáscara de huevo de naturaleza frágil, ha ganado en resistencia y fortaleza gracias a la tecnología. Modernas técnicas de lacado sobre lacado confieren a este material su dureza y un acabado brillante de aspecto limpio y suntuoso.

Este material permite la creación de toda clase de muebles, incluso los de diseño clásico tradicional. También se pueden fabricar complementos para la decoración como lámparas, jarrones, etc.

Los muebles fabricados con este material parecen confeccionados con pequeños trozos de mármol, lo que les otorga un aspecto sólido y pesado, pero, por el contrario, estas piezas resultan muy resistentes, pero a la vez ligeras y funcionales.

Estas piezas están diseñadas bajo las normas modernas y por lo tanto se ajustan a múltiples funciones, lo que permite que sean utilizados de manera diferente según los requerimientos del momento, ya que todos poseen doble o triple uso. Como las mesas nicho, compuestas por piezas de diferentes tamaños, las cajas para guardar alhajas o cubiertos, los cubre platos que pueden utilizarse también como floreros o centros de mesa.

Estos muebles se destacan por su elegancia y distinción. De este modo tenemos sillones, sillas, estanterías, armarios, etc., capaces de adaptarse por igual a su uso en salones, dormitorios o pasillos. Las cómodas de cáscara de huevo pueden emplearse con igual éxito en dormitorios o en salones debido a la estética con que fueron diseñadas.

Los materiales reciclados cuentan cada día con mayor aceptación, podemos encontrar mobiliario de diseño futurista fabricado con materiales que han sido reciclados, por ejemplo ruedas de bicicleta. Dichos diseños aprovechan los materiales desechados de uso común para obtener de ellos productos nuevos, con un bajísimo costo de fabricación.

Otro de los materiales novedosos lo constituye la nueva generación de plásticos, resistentes, duraderos, moldeables, ligeros y manejables. Estos materiales admiten el diseño de muebles, complementos, electrodomésticos, artefactos sanitarios, etc, en un estilo moderno.

Los plásticos más utilizados son: policarbonato (lámparas, paneles, muebles, etc.), el nuevo metacrilato (mamparas de baño, sanitarios, etc.), polipropileno (sillas, muebles infantiles), poliuretano (muebles), PVC (muebles de exterior, ventanas, pavimentos, etc.).

A esta batería de materiales se suman los tejidos tecnológicos, son tejidos sometidos a tratamientos específicos que les confieren propiedades especiales, haciéndolos más seguros y duraderos. Estos tejidos son ignífugos, resistentes al fuego.

Los tratamientos con resinas, ceras o siliconas impiden que las telas absorban las manchas, lo que los hace ideales para tapicería de sillas, sillones y sofás.

Los tejidos antipeeling que evitan la formación de pelusas o la reducen, y los antiestáticos que eliminan la estática en los tejidos.