Puffs de cuero: uno para cada habitación

 

Cuando se trata de dar sobriedad, refinamiento y altivez a un ambiente, el cuero es el material indicado en la decoración, al concentrar en su textura todas esas cualidades. Sin embargo, al implementarse el cuero en un objeto tan distendido y relajante como el puff, se logra un equilibrio perfecto entre informalidad y elegancia.

El puff en cuero no solamente es un asiento inigualable para un rato de descanso leyendo un buen libro o viendo una película, sino que también agrega frescura decorativa a la decoración. Cualquier espacio de la casa es un escenario apto para colocar puffs en los rincones. La variedad de modelos, estilos y colores disponibles en cuero es amplia, y por eso tenemos la posibilidad de elegir el puff perfecto para cada habitación. En cuero color natural, estampado, eléctrico… Veamos las opciones.

En la sala

Los asientos tradicionales (sofás, sillas y sillones) se verán complementados por dos o tres puffs de cuero distribuidos por la sala de estar. Si el juego de living ya está forrado en cuero, la integración se dará naturalmente. Si se trata de un tapizado más liviano, el efecto de la unión de texturas aportará un toque interesante a la ambientación. Para livings sobrios pero vanguardistas, recomendamos estos puffs cúbicos y minimalistas, en tonos lisos y contundentes.

En el dormitorio matrimonial

Soberbio y señorial, este puff de diseño (creado por Monica Förster para Poltrona Frau) mantiene el marrón típico del cuero, sazonado con sectores cosidos a mano. Con su forma sofisticada, este original asiento otorgará una nota de distinción a cualquier dormitorio matrimonial.

En el dormitorio infantil

Con su forma cilíndrica y llamativos colores, estos puffs son ideales para el cuarto de los chicos. No tengas miedo de abusar: un nutrido conjunto de puffs en cueros de distintos colores harán una alegre combinación siempre bienvenida en el dormitorio infantil.

En la terraza

Lugar ideal para el descanso, el puff no puede faltar en el patio o terraza. Por sus reminiscencias rústicas, el cuero es un excelente material para lucir al aire libre y tornar los espacios exteriores en refugios acogedores. Un puff voluminoso de estilo marroquí, en color crudo o vivo, dará mucho estilo a tu terraza, integrándose a la perfección con flores y plantas.

En el escritorio

Dos puffs de cuero en color crudo, dispuestos sobre una semi-esfera, conforman un asiento muy moderno y excéntrico para complementar la seriedad del escritorio. De este modo tendrás un atractivo sitio de descanso para retomar energías durante una jornada de trabajo o estudio.