Psicología del rojo en la decoración (Parte V: el baño)

Psicología del rojo en la decoración

El rojo es uno de los colores primarios que siempre causa un gran impacto visual por su carga de energía y esta cualidad se puede utilizar como herramienta para la creación de una atmósfera cálida y acogedora, aún en los espacios más complicados. Veremos el informe final de la serie de post sobre este color, en la psicología del rojo en la decoración del baño.

El baño es un ambiente de mucha actividad a lo largo del día, pero en el cual permanecemos por breves momentos y de forma individual, de modo que no pertenece a la zona social del hogar, sino a la zona privada y en realidad, es la más privada de todas, por lo que necesita de cierto recogimiento y calma, pero a la vez requiere movimiento y vitalidad.

Como espacio asociado eternamente al agua, el rojo no suele tener presencia en este ambiente, pero si lo utilizas correctamente, puedes lograr un resultado sorprendente.

Son muchos los recursos que puedes utilizar para darle un toque de rojo a tu baño y sin realizar obra ni grandes gastos. Pero también puedes modificar completamente la imagen de tu baño estructurándolo en torno a algunos elementos rojos que ganarán una presencia innegable.

En el mercado puedes conseguir una gran variedad de artefactos sanitarios, accesorios y revestimientos en rojo, que si empleas con cuidado, harán de tu baño una estancia llena de energía.

Psicología del rojo en la decoración

Ejemplos del rojo en la decoración de cocinas

En los ejemplos que te hemos traído, puedes ver claramente la diferencia entre un baño cálido y atractivo gracias a los detalles decorativos en rojo, y un ambiente sobrecargado de color y energía, que hará tu permanencia en esta estancia bastante agitada, en lugar de ofrecerte un espacio relajado para tu aseo personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *