Psicología del rojo en la decoración (Parte I: cocinas)

Psicología del rojo en la decoración

El efecto psicológico que los colores tienen en la conducta humana es un hecho constatado, tanto que hay una rama de la psicología que lo estudia y existe una terapia basada en esta cualidad, la cromoterapia. Por eso veremos la psicología del rojo en la decoración y sus efectos positivos o adversos de acuerdo a cómo lo empleemos.

El rojo es el color más cálido y el que tiene un efecto visual más potente. Este color se asocia al fuego y a la sangre, dos elementos vitales para el hombre, pero que suelen tener diferentes efectos psicológicos, dependiendo de la tonalidad que escojamos. Los tonos más anaranjados se relacionan con el calor y abrigo, también con la seguridad y el confort. Mientras que los rojos semejantes al color de la sangre pueden indicarnos peligro, estado de alerta.

Independiente del tono que elijamos, el rojo siempre estará cargado de energía y esta cualidad debemos tenerla muy en cuenta a la hora de decorar, para no sobrecargar las habitaciones.

Vamos a contraponer algunos ejemplos de buen y mal uso de la psicología del rojo en la decoración de cocinas para que puedas comprobar sus efectos y esperamos te sea de ayuda para utilizar convenientemente este color en tu hogar.

Psicología del rojo en la decoración
La cocina es la habitación más vital de la casa, en ella se conserva el fuego de la cocción de los alimentos, por lo que el rojo es un color que siempre estará presente.

Como zona de preparación de alimentos y de reunión para el consumo de los mismos, la cocina es un espacio donde se concentran las energías, por lo que agregarle un poco de rojo te ayudará a crear un ambiente alegre y vital. Pero debes hacerlo con mesura, ya que de lo contrario te excederás y terminarás fatigada por la sobrecarga energética.

Te recomendamos utilizar el rojo en algunas piezas del mobiliario, en detalles decorativos, la vajilla, cortinados, mantelería, utensilios y otros elementos no estructurales, pues de lo contrario podría ocasionarte fatiga visual. También te aconsejamos utilizarlo sobre superficies verticales que no estén a la altura de los ojos por el mismo motivo. Evita en lo posible darle este color a las superficies horizontales, que son las que más ves al cocinar. Puedes emplearlo en pequeños toques de color, sí, pero no cubrir completamente las superficies.
Psicología del rojo en la decoración

Ejemplos del rojo en la decoración de cocinas

En el ejemplo de la izquierda tienes una cocina donde se utilizó el rojo en la mesada en contraste con los grises de la cocina. El resultado es muy atractivo sin saturar la visual. En el ejemplo de la derecha se contraponen las paredes rojas con una decoración amarilla y en tonos de madera barnizada, creando un ambiente muy recargado que obliga a nuestra vista a buscar un punto neutro y nos produce una sensación de desasosiego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *