Consejos para crear una cocina Feng Shui

Desde la antigüedad, la cocina tiene gran importancia en el hogar, ya que es el lugar donde se preparan los alimentos y también donde la familia se reúne para disfrutarlos. Para la cultura oriental, la cocina es un símbolo de riqueza y prosperidad y por tanto debemos cuidar que los elementos que la compongan guarden una perfecta armonía para potenciar las energías positivas.

El Feng Shui tiene una serie de normas que rigen el diseño de las cocinas para lograr el equilibrio necesario en tu cocina. Veamos algunos consejos para crear una cocina Feng Shui.

1. Ubicación de la cocina Feng Shui

Aunque normalmente no podemos elegir donde se ubicará nuestra cocina, su emplazamiento es fundamental. Se recomienda orientarla hacia el sur y que se encuentre cerca de la puerta de entrada, pero que no se vea desde la entrada principal. No es bueno que la cocine esté en el centro de la vivienda.

2. Equilibrio entre los elementos

La cocina está marcada por los elementos fuego y agua, que deben equilibrarse para evitar las energías negativas. El agua está representada en el fregadero, el lavavajillas, la lavarropas y la nevera, mientras que el fuego está en los fogones, el horno y el microondas. Por tanto deben agruparse todos los elementos de agua por un lado y los de fuego por otro, manteniéndose separados ambos grupos, pero no enfrentados. Si el espacio no permite mantenerlos separados físicamente, debemos interponer objetos de acero o madera entre ellos.

3. Ubicación de los fuegos

Los fuegos no pueden alinearse con las puertas, o enfrentarse directamente a ellas. Las vigas y las columnas en la cocina favorecen el Chi opresivo que se transmite a los alimentos.

4. Las aberturas

No debe colocarse la cocina debajo de una ventana. Quien cocina no debe estar de espaldas a la puerta.

5. Separar la cocina del comedor diario

Aunque la casa tenga la cocina y el comedor unidos, es necesario separarlos, al menos visualmente. Esto se puede lograr iluminando la mesa para la comida y dejando el resto del ambiente a oscuras.

6. Colores

El color azul corresponde al elemento agua y el rojo corresponde al fuego, por lo que es aconsejable evitarlos o usarlos con moderación, ya que estos elementos son componentes naturales de la cocina. Es mejor emplear colores neutros como el blanco, crema, beige o tierra, que generan tranquilidad en los espacios. El amarillo aporta calidez.

7. Iluminación

En el Feng Shui Se potencia la iluminación natural. Para la noche, se preferirán las luminarias intensas que propicien un alumbramiento de todos los rincones.

8. Orden

El orden y la limpieza son fundamentales para el Feng Shui, porque permiten captar las energías positivas. La cocina debe ser un espacio acogedor y tranquilo. Si se evitan los televisores, radios y teléfonos, se potenciarán las relaciones familiares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *