Diez accesorios para un estilo rústico

Si tu casa es de estilo clásico o casual, puedes imprimirle unos toques de calidez hogareña a través de algunos sencillos accesorios de estilo rústico. Cualquier espacio del hogar será apto para colocar estos adornos campestres, que  traerán toda la calma de un refugio campestre a tus ambientes de ciudad.

1. Vasija antigua

 

La superficie desgastada de esta vasija de cobre revela el encanto inigualable de su antigüedad. Solas o con unas bonitas flores silvestres, las vasijas añejas son un complemento rústico ideal si lo que se desea es mantener la elegancia de la ambientación.

2. A la luz de las velas

La tenue luz de las velas nos recuerda a las apartadas casas de campo, sin iluminación eléctrica. Unas grandes velas en tonos neutros  y de superficie esponjada darán una calidez rústica muy intimista a la sala o habitación. Combina distintas formas y formatos para lograr una decoración variada sobre mesitas y modulares.

3. A la luz del candil

Y si hablamos de iluminación campestre, los candiles, artefactos extintos en la ciudad, enseguida recrearán un clima rústico de matices hogareños.

4. Toques orientales

Las flores son un símbolo de la vida de campo, pero también es un elemento central en la iconología de Oriente. Este pequeño y desgastado mueble pintado con flores chinas integra una singular combinación entre estilo rústico y  oriental, que cautivará la atención en cualquier ambiente.

5. La rueda del tiempo

Las remotas ruedas de carreta son, más que un accesorio decorativo, un símbolo de la vida campestre, que puedes traer a tu salón o patio para despertar al instante la sensación de estar inmersos en un universo rústico.

6. Descanso artesanal

Unos almohadones forrados con tejidos artesanales de lana natural dan la nota perfecta a cualquier living o terraza, haciéndolo mucho más acogedor y confortable.

7. A la hora del té

Nada mejor que un buen desayuno o merienda campestre para cargarse de energías y continuar el día. Tampoco hay nada mejor que un juego de té rústico y simple, en cerámica artesanal y tonos crudos, para llenar el comedor o cocina de un cálido tinte campesino.

8. Embotellamiento floral

Una colección de botellitas de vidrio (de licores, leche, vino o hasta remedios) puede transformarse en un pintoresco florero para aportar aroma y frescura rústica a dormitorios, cocinas, salas e incluso baños.

9. Manteles de rafia

La mantelería es un rubro excepcional para desplegar el estilo rústico, siempre vinculado a la buena comida casera. Estos mantelitos individuales de rafia son tan sencillos como encantadores, y sirven no solo para poner la mesa sino también para adornar muebles, mesadas y mesitas ratonas

10. Papeleras con estilo

En mínimos detalles como una papelera se puede integrar ese toque rústico que le faltaba al escritorio o habitación. Estas papeleras en madera oscura, con ornamentos geométricos, combinan funcionalidad y rusticidad de una forma elegante y llamativa.

 

Muebles rústicos: textura, encanto y estilo

Muebles rústicos: textura, encanto y estilo

Una de las formas más rápidas de agregar interés a un hogar es agregando un poco de textura. Los muebles rústicos lo logran, agregando encanto y estilo.

Hace un tiempo, rústico significaba algo barato y chatarra, y sin embargo ahora, es una tendencia muy sofisticada.

Hoy en día hay maderas hermosas y troncos pulidos entre otras cosas que han hecho que el estilo rústico sea uno de los estilos más populares hoy en día en el mercado.

Si les gusta el estilo de los muebles rústicos, aquí mostramos algunos tips para agregarlos a su hogar.

Como en los muebles rústicos son de extremada importancia las texturas, coloquenlos en pequeñas cantidades. Una habitación entera decorada con madera puede ser un tanto excesivo, mientras que si colocan algunas piezas, van a permitir que se destaquen en la sala.

Por ejemplo, pueden agregar algunas sillas alrededor de una mesa de roble, o colocar algunas piezas de madera junto a la estufa, tomando todas las precauciones de seguridad lógicamente.

Para agregarle más calidez a los asientos, pueden colocar almohadones. Generalmente estos ablandan las sillas, no solamente cuando se sientan sino también a la vista.  La tela también va a servir como elemento unificador de la madera con otros elementos que haya en la habitación.

Pueden colocar piezas de madera como mesas, sillas, espejos o lo que deseen, en las habitaciones de los invitados, para hacerlos sentir a gusto cuando los visiten.

Los espacios más pequeños se pueden decorar con estilo rústico, enfocándose en determinados objetos, sin tener que comprometerse a decorar toda la casa con el estilo rústico.