Paredes negras: derrumbando mitos

 

Eternamente habituados a las tradicionales paredes blancas o en tonos marfil, la sola idea de pensar en paredes negras nos suele resultar descabellada, absurda, inviable. Hemos escuchado miles de veces que los colores oscuros reducen los ambientes y que su simbología es totalmente negativa, asociada con lo melancólico, lo trágico, lo fúnebre.

Una vez más, es hora de romper con los preconceptos y darle una oportunidad a la innovación. Y es que, empleado con acierto y combinado en las dosis adecuadas, el color negro en las paredes tiene mucho que ofrecer si se desea una decoración distinguida, sofisticada y muy atrevida.

Como ocurre con todos los colores, habrá ventajas y desventajas en su aplicación. Algunas habitaciones asimilarán mejor la aplicación del negro, mientras que en otras, si no se lo utiliza adecuadamente, puede llevar a resultados nefastos. Veremos cuándo y cómo pintar las paredes de negro para crear diversos ambientes y ensalzar la decoración de los distintos espacios de la casa. Aquí van los principales puntos a tener en cuenta si estás pensando en empapar el rodillo en pintura azabache.

1. La luminosidad

El negro en las paredes (sobre todo si piensas pintar la totalidad de ellas) es recomendable solo si la habitación tiene una buena luz natural y una óptima iluminación artificial para la noche. De lo contrario, lo que podría ser una habitación sofisticada acabará siendo una réplica de un castillo de Transilvania.

2. El espacio

Es cierto: los colores oscuros tienden a reducir los ambientes. Si la habitación a pintar es muy pequeña, con pocas aberturas y muchos recovecos, el negro resultará más opresivo. Sin embargo, en áreas espaciosas y con varias aberturas (un comedor, una sala de estar o un recibidor), las paredes en negro no asfixiarán, ya que se integrarán a los tonos de las áreas contiguas. De todos modos, en tanto el negro hace “desaparecer” las esquinas, hará perder la noción de la dimensión de habitaciones pequeñas.

Si la habitación a pintar tiene la amplitud necesaria pero  está definida por cuatro paredes bien cerradas, una excelente alternativa es pintar una sola de las paredes de negro, dejando las otras en color natural o en colores fuertes. Ello le imprimirá una fuerza increíble a la atmósfera de cualquier sala.

 


3. Techo y pisos


Para que la pintura negra en las paredes tenga resultados positivos, el techo nunca puede ir pintado de negro, ni estar construido en materiales oscuros. El contraste entre las paredes negras y el techo claro es lo que dará luminosidad y aire al ambiente.

Por su parte, también debe alejarse el negro de los pisos, aunque tampoco es necesario que sean claros como el techo. Un contraste entre baldosas rojas y paredes negras puede resultar seductor y muy interesante.

4. Mobiliario

Otra máxima a respetar, vinculada con la anterior, es que los muebles a combinar con nuestras paredes oscuras deben ser claros y en tonos fuertes. Opta siempre por colores puros y vivos antes que tonalidades neutras, aunque tengan claridad. Si has pintado de negro una de las paredes del comedor, es preferible que la mesa y sillas sean totalmente blancas a que se mantengan  en madera natural. Un mobiliario en colores brillantes evitará que el entorno resulte apagado y sin vida.

5. Accesorios

Para complementar la oscuridad de las paredes, los accesorios decorativos también deben presentar una gama de colores fuertes, si bien puedes combinarlos con negro para un efecto sofisticado y prolijo. Por ejemplo, en el caso del living, unos almohadones negros mezclados con otros de color es una alternativa que no falla para combinar con paredes negras. La gran ventaja del negro es, justamente, que puede combinarse con cualquier color o cualquier combo cromático.

 

6. Estilos

Las paredes negras se adaptan a diversos estilos, integrándose mejor a las siguientes ambientaciones decorativas:

–          El clásico estilo en blanco y negro, tan elegante como retro. Piso en ajedrez y juegos de living o comedor en blanco son la estancia perfecta para esta opción estilística.

–          La combinación vanguardista de blanco negro y otro color bien fuerte (verde manzana, naranja, violeta, turquesa y el infalible rojo) es una gran opción para dormitorios. Un toque de pop art en cuadros y tapizados sentará de maravilla a esta gama de colores.

–          El estilo neocolonial con muebles antiguos y accesorios coloridos se nutre muy bien con las paredes negras, creándose un clima teatral,refinado y de inddable buen gusto.

Blanco Y Negro

Blanco Y Negro

Este año la tendencia puede ser blanco y negro, pero la del año que viene puede ser tonos de rojo y coral. Aún así, sin importar la tendencia de la decoración, la mayor parte no puede costear la redecoración cuando aparece lo último y lo nuevo. Entonces ¿qué puede hacer cuando aparece una tendencia de decoración con la que no puede vivir?

Veamos una tendencia de decoración – blanco y negro – y ver de cuantas formas podemos pensar en incorporar este esquema en nuestros hogares, sin gastar una fortuna o cambiar todo. Aquí hay algunas ideas:

Invertir en bienes suaves con poca vida útil

Con esto nos referimos a ítems como almohadas que estén a la moda, ropa de cama, manteles, y alfombras de área. Ya sea que su dormitorio este pintado de blanco, o incluso rojo, la ropa de cama blanca y negra debe encajar bien en el esquema existente.

Utilice pintura para la máxima ventaja

Compre algo de pintura negra y restaurar una mesa de comedor. Complete la apariencia de la tendencia decorativa con un par de metros de tela negro y blanco estiradas alrededor de las sillas de la mesa del comedor y engrampadas. O, utilice la tela para hacer cobertores simples para cada asiento. En la mesa, agregue manteles individuales de verde claro y brillante, turquesa, o rojo, y los platos blancos diarios de todos los días se verán como si lo hubiera planeado un diseñador.

Cambiar una habitación pequeña

Una pequeña habitación, de huéspedes, pequeños baño o cuarto de lavado de ropa, puede ser el lugar en el que puede comenzar con sus fantasías blancas y negras todo lo que quiera. Coloque un poco de papel tapiz blanco y negro, o paredes  blancas con  gráficos blancos en marcos negros. Coloque bastidores en los tratamientos de las ventanas en blanco y negro para atar todo junto.

Camine sobre el

Pisos de baldosas de vinilo blancos y negros no son costosos y son fáciles de instalar. Solamente averigüe cuantos necesita, luego compre la mitad de las baldosas en negro y la otra mitad en blanco. Esta es una tendencia clásica para la apariencia de la entrada, recibidor, cocina, o pasillo, y una que combina fácilmente con muchos otros colores – piense en paredes amarillas doradas, muebles con espejos, o incluso candelabros de cristales. Asegúrese de instalarlo en la diagonal, de forma que cuando entre a la habitación vea las esquinas de las puntas de cada baldosa lo mira a usted. Este truco de decoración de diseñador le da la ilusión de mayor espacio, incluso en un área pequeña.

Piense en moderno pero eterno

Considere utilizar patrones clásicos eternos o estampados como franjas o estampado toile, que puede sobrevivir una tendencia decorativa y convertirse en un favorito atesorado. Papel tapiz con patrones toile, cortinas de telas, o almohadones pueden ser agregados a su living existente o al comedor.

Quite lo que ya tenga

¿Esta cansada de las cortinas blancas o candelabros de tono blanco aburrido? Dé a los mismos una tendencia “pop” con bordes de tela negra trenzada. O, incluso, menos costoso es utilizar cintas adjuntadas con pegamento de tela.

Estarcido

Esta es una manualidad fácil de dominar y rápida de hacer. Estos toques pueden ser el toque justo que su habitación necesita. Y, la buena noticia es que es solo pintura, por lo que puede cubrirse en el futuro si su gusto cambia.

La pintura en aerosol es barata

Tome un candelabro de una venta de garaje y conviértalo en una instalación a la moda aplicándole pintura blanca en aerosol. Luego, utilice un pequeño pincel para rellenar algunos detalles en negro. Coloque pantallas negras embellecidas con franjas blancas, y obtendrá una pieza única para mostrar a sus amigos. También puede hacerlo de forma opuesta, comenzando con una capa negra y agregando adornos blancos.

Allí lo tiene – ocho grandes formas de utilizar blanco y negro – y casi no cuesta nada. Todos los que conoce pensarán que es la persona más creativa (y a la moda).