Pequeño apartamento decorado en blanco

Pequeño apartamento decorado en blanco

Cuando los espacios son pequeños como en este caso, el blanco se impone como recurso para generar una sensación de amplitud. Este pequeño apartamento decorado en blanco tiene una suerficie de apenas 66 metros cuadrados y para darle calidez, el blanco se ha combinado con los colores de la naturaleza.

Para ganar amplitud, el salón se unió con la cocina, ganando en amplitud y luminosidad que hace fluir al espacio. A esto contribuyen notablemente sus altos ventanales.

Pequeño apartamento decorado en blanco
El salón y la cocina están integrados, separados apenas por un desayunador, y al blanco dominante en paredes, techos y mobiliario, se contraponen los pisos de madera para contrarrestar la frialdad del blanco.

En la cocina, una encimera negra y un refrigerador de acero inoxidable otorgan elegancia a la estancia.

Pequeño apartamento decorado en blanco
El despojado dormitorio de líneas sencillas, espacioso e iluminado, se matiza con tonos tierra para darle mayor calidez.

Pequeño apartamento decorado en blanco
A pesar del espacio reducido, no se quiso obviar el recibidor, que gana espacio visualmente con un gran espejo enfrentado a la puerta. También se incluyó un aparador pequeño y un armario con cortinas para colgar abrigos. Todo en blanco, excepto algunos detalles en negro que resaltan y jerarquizan, además del toque verde de una macera con una hiedra. Un aprovechamiento máximo del espacio sin perder elegancia y sobriedad.

Propuestas con blanco para la mesa de Año Nuevo

Ya sea en el comedor, la terraza o el jardín, la mejor forma de recibir el Año Nuevo es mediante una bonita cena en familia. Para ello, la decoración es un aspecto fundamental, ya que determinará el ambiente con el que comenzaremos a transitar el nuevo calendario.

A diferencia de la Navidad, la cena de Año Nuevo (o, más exactamente, de la Noche Vieja) no está arraigada a una temática tradicional, por lo que es posible jugar con los motivos y colores. Sin embargo, sobre todo en el los países cálidos como Brasil, ha marcado tendencia el color blanco para la ambientación de esta celebración, tanto en los adornos como en la vestimenta. Esta costumbre deriva de la asociación del color blanco con la pureza, la paz y la buena salud, deseos universales en esta importante fecha.

Siguiendo esta tendencia, una clásica opción para vestir la mesa de Año Nuevo son los juegos de mantelería y vajilla completamente blancos. No obstante, para no caer en la monotonía y agregar un toque personalizado a tu mesa, te proponemos cinco combinaciones en base al blanco, que no fallarán a la hora de augurar los mejores deseos de fin de año.

 

Blanco y dorado

Color tradicional en las Fiestas, el dorado es infaltable cuando se trata de aportar lujo y brillo a la mesa. En este caso, la combinación con el blanco le quita sobriedad a los destellos dorados, logrando un equilibrio perfecto entre frescura y sofisticación. Manteles y vajillas blancos conjugados con cubiertos dorados son la base de esta mesa simple y elegante. Para complementar la decoración, puedes agregar estrellas doradas de cartulina y centros de mesa también en dorado. Este combinado es perfecto para que luzcan las burbujas doradas del champagne.

Calidez y nostalgia

El bordeaux y el amarillo maíz en los adornos y servilletas, fusionados sobre la mantelería blanca, logran un aire tan cálido como nostálgico, dando a la mesa un encantador aire de época. Enormes centros de mesa con flores coloridas y unas velas oscuras completan este efecto refinado y señorial.

Energía tropical

Todo el calor del trópico se hace presente en esta mesa a través de unas vivas flores amarillas integradas con velas blancas. Unas cajitas de souvenir a tono componen el toque distintivo para halagar a los invitados. El resultado es una mesa delicada, fresca y muy alegre para recibir el Año Nuevo con la máxima energía positiva.

Mar y cielo

Símbolo de la calma y la sabiduría, el azul es un color muy indicado para esperar el año que comienza. Sobre un básico mantel blanco o plateado, la fusión de vasos en cristal azul y servilletas celestes brinda un clima marino y distendido a la velada. Unos chirimbolos plateados y en azul metálico aportan el toque alusivo a las fiestas.

Atrevida

El fucsia, color vanguardista y cautivante, es el protagonista absoluto de esta mesa, donde solo la vajilla se mantiene en color blanco. Las velas en distintas tonalidades rosas imprimen un carácter romántico a la decoración. La brillante cristalería y los detalles decorativos en plateado instalan la ambientación de Año Nuevo a esta cálida y original mesa.

Blanco Y Negro

Blanco Y Negro

Este año la tendencia puede ser blanco y negro, pero la del año que viene puede ser tonos de rojo y coral. Aún así, sin importar la tendencia de la decoración, la mayor parte no puede costear la redecoración cuando aparece lo último y lo nuevo. Entonces ¿qué puede hacer cuando aparece una tendencia de decoración con la que no puede vivir?

Veamos una tendencia de decoración – blanco y negro – y ver de cuantas formas podemos pensar en incorporar este esquema en nuestros hogares, sin gastar una fortuna o cambiar todo. Aquí hay algunas ideas:

Invertir en bienes suaves con poca vida útil

Con esto nos referimos a ítems como almohadas que estén a la moda, ropa de cama, manteles, y alfombras de área. Ya sea que su dormitorio este pintado de blanco, o incluso rojo, la ropa de cama blanca y negra debe encajar bien en el esquema existente.

Utilice pintura para la máxima ventaja

Compre algo de pintura negra y restaurar una mesa de comedor. Complete la apariencia de la tendencia decorativa con un par de metros de tela negro y blanco estiradas alrededor de las sillas de la mesa del comedor y engrampadas. O, utilice la tela para hacer cobertores simples para cada asiento. En la mesa, agregue manteles individuales de verde claro y brillante, turquesa, o rojo, y los platos blancos diarios de todos los días se verán como si lo hubiera planeado un diseñador.

Cambiar una habitación pequeña

Una pequeña habitación, de huéspedes, pequeños baño o cuarto de lavado de ropa, puede ser el lugar en el que puede comenzar con sus fantasías blancas y negras todo lo que quiera. Coloque un poco de papel tapiz blanco y negro, o paredes  blancas con  gráficos blancos en marcos negros. Coloque bastidores en los tratamientos de las ventanas en blanco y negro para atar todo junto.

Camine sobre el

Pisos de baldosas de vinilo blancos y negros no son costosos y son fáciles de instalar. Solamente averigüe cuantos necesita, luego compre la mitad de las baldosas en negro y la otra mitad en blanco. Esta es una tendencia clásica para la apariencia de la entrada, recibidor, cocina, o pasillo, y una que combina fácilmente con muchos otros colores – piense en paredes amarillas doradas, muebles con espejos, o incluso candelabros de cristales. Asegúrese de instalarlo en la diagonal, de forma que cuando entre a la habitación vea las esquinas de las puntas de cada baldosa lo mira a usted. Este truco de decoración de diseñador le da la ilusión de mayor espacio, incluso en un área pequeña.

Piense en moderno pero eterno

Considere utilizar patrones clásicos eternos o estampados como franjas o estampado toile, que puede sobrevivir una tendencia decorativa y convertirse en un favorito atesorado. Papel tapiz con patrones toile, cortinas de telas, o almohadones pueden ser agregados a su living existente o al comedor.

Quite lo que ya tenga

¿Esta cansada de las cortinas blancas o candelabros de tono blanco aburrido? Dé a los mismos una tendencia “pop” con bordes de tela negra trenzada. O, incluso, menos costoso es utilizar cintas adjuntadas con pegamento de tela.

Estarcido

Esta es una manualidad fácil de dominar y rápida de hacer. Estos toques pueden ser el toque justo que su habitación necesita. Y, la buena noticia es que es solo pintura, por lo que puede cubrirse en el futuro si su gusto cambia.

La pintura en aerosol es barata

Tome un candelabro de una venta de garaje y conviértalo en una instalación a la moda aplicándole pintura blanca en aerosol. Luego, utilice un pequeño pincel para rellenar algunos detalles en negro. Coloque pantallas negras embellecidas con franjas blancas, y obtendrá una pieza única para mostrar a sus amigos. También puede hacerlo de forma opuesta, comenzando con una capa negra y agregando adornos blancos.

Allí lo tiene – ocho grandes formas de utilizar blanco y negro – y casi no cuesta nada. Todos los que conoce pensarán que es la persona más creativa (y a la moda).

Decorar con platos blancos

Decorar Con Platos Blancos

Todo decorador inteligente sabe que el blanco es un clásico eterno, e invertir en algunos platos blancos básicos son una movida inteligente para aquellos que recién comienzan a poner el toque personal en su hogar, así como aquellos que están redecorando después de décadas de tener la misma apariencia. Utilizar platos simples en la mesa de festejos significa que puede volver a utilizar los mismos platos para cualquier ocasión, mientras hace declaraciones llamativas con sus otras elecciones de decoración.

  • Seleccione un tapete que acentúe las festividades o coordine con su comedor. Los tapetes pueden variar desde muy elaborados a muy simples, con canutillos, bordado, ostentación o acentos naturales. Coloque el tapete debajo de la pieza de centro de mesa.
  • Agregue manteles individuales que aten en su tapete, Pueden ser del mismo color, un color que contraste o simplemente tener un elemento similar, como cuentas en los bordes o materiales naturales.
  • Coloque los platos blancos de forma tradicional arriba de los manteles individuales. Servirán como fondo para el resto de las decoraciones de su mesa.
  • Doble las servilletas y coloque cada una en el centro de cada plato. Las servilletas deben coordinar con el resto de los colores en su mesa y contrastar con los platos blancos.
  • Diseñe una pieza de centro de mesa con acentos de festividades y velas. En navidad, acomode un rama de pino en el tapete y agregue ornamentos centellantes y luces pequeñas. La cena de pascuas puede ser acentuada con huevos coloridos escondidos en el medio de flores.

Hacer Interesante El Color Blanco

Hacer Interesante El Color Blanco

Pintar una habitación de blanco se ha convertido en lo estándar. Sin embargo, no tiene que conformarse con un diseño pardo y aburrido. Utilice estos consejos para hacer el blanco más interesante y divertido.

Mucha gente piensa que las paredes blancas son aburridas, pero las nuevas pinturas blancas han logrado infundir a este color básico un toque de personalidad.

El blanco se ve usualmente como la opción menos arriesgada para pintar las paredes del hogar y de los apartamentos que están a la venta o para alquiler. El blanco va con todo, por lo que es utilizado por demás, y esto nos hace pensar que es un color aburrido. Sin embargo, el blanco puede tener grandes cosas, si se utiliza apropiadamente.

El blanco brinda luz solar y da una sensación de calma y ventilación. Es un gran fondo para su arte enmarcado y muebles modernos.

El blanco puede tener más personalidad de la que tendemos darle. Hay blancos que varían desde café latte hasta menta, tonos teñidos de violeta y rosado.

Puede utilizar esas connotaciones utilizando adornos y acentos de colores que provean un contraste.

Por ejemplo, los acentos de blanco brillante harán que las paredes blancas con tono teñido de beige se vean apenas un poco más oscuras. Los blancos frescos se verán más crujientes cuando son acentuados por blancos brillantes. Debe ser cuidadosa sin embargo de combinar los blancos brillantes con los blancos crema, ya que pueden darle una apariencia sucia a las paredes.

Capas Y Texturas

El blanco sobre blanco puede darle una cualidad relajante y meditativa. Cuando se le da a todas las superficies en la habitación un brillo de blanco, sus ojos son inmediatamente atraídos a la textura y los detalles arquitectónicos – esto hace que incluso los objetos más mundanos se vean como excelentes obras de arte.

La clave aquí es textura. Diferentes texturas reflejaran la luz de diferentes maneras, otorgando contrastes para mantener las cosas interesantes.

Ninguna habitación es completamente blanca, hay acentos que agregan el color que una habitación blanca necesita para evitar sentirse vacía y de apariencia estéril. El contraste de estos acentos agregan a la belleza del esquema blanco-sobre-blanco.

Agregar Neutrales

Recuerde agregar calidez al blanco. No va a querer una habitación blanca con todos los muebles blancos, esto es demasiado monocromático. Sin embargo, los colores neutrales y una variedad de texturas pueden funcionar bien mientras sigue siendo tranquilizante y relajante.

Agregue tonos de madera a su habitación. Esto le otorgará un toque de calidez que la habitación necesita. Alfombras de fibras naturales también son una gran manera de vestir estas habitaciones, como los canastos y muebles de mimbre.

Muebles Y Accesorios

Si le gusta redecorar en forma regular, el blanco es un gran fondo. Puede cambiar las cosas con tapicería, alfombras y otros acentos que le gusten.

Utilice sus acentos como elementos de color, muebles y alfombras en el living, almohadas y ropa de cama en el dormitorio.

Si tiene arte que quiere exhibir, entonces  no utilice telas con patrones; los sólidos harán un mejor trabajo al darle a su arte un fondo.

Los colores que utilice como acentos en cada habitación le pueden dar su propia personalidad, mientras el blanco provee de una temática unificadora para su hogar.

Cuando comience con el blanco, puede introducir color, incluso puede utilizar colores fuertes para agregar interés sin distraerla.