Paleta de beige: bondades de una decoración neutra

Las tendencias de vanguardia privilegian los colores fuertes por encima de los tonos neutros, prefiriendo la variedad y el impacto visual a la sobriedad monocromática. Sin embargo, las tonalidades neutras pueden ser una opción atractiva en ciertos ambientes, incluso aunque no las contrastemos con ningún otro color.

El secreto está en generar la variedad dentro de la escala de beige, manteca, crema, camel y marrón. Explorando las posibilidades decorativas con accesorios y texturas elegantes e interesantes, estos colores distan de ser aburridos, como se los suele definir. Al contrario, una nutrida paleta de beige ofrece numerosas cualidades: es cálida, simple, sobria, luminosa, chic y atemporal. Tan solo con cambiar el tradicional blanco de las paredes con un reconfortante beige claro, daremos calidez y distinción a cualquier habitación.

Evidentemente, una decoración basada exclusivamente en el beige se adapta a ciertos gustos y estilos de vida. Un dormitorio infantil, un loft o un piso de soltero no recibirán bien la propuesta sutil del beige. En cambio, una habitación matrimonial, un estudio, una barbacoa o un comedor son perfectamente adaptables a la elegancia de esta escala cromática.

Entre las principales ventajas del beige se encuentra su excelente combinación con las vetas amarronadas de la madera de pisos, puertas y muebles. Un juego de comedor en madera oscura combinará a la perfección con alfombras y cortinas en color manteca. De igual modo, unos sillones tapizados en beige claro complementarán sin esfuerzo los acabados de la estufa o los marcos del ventanal. Así, el beige es la base ideal para combinar muebles en distintos tipos de madera, creando contrastes sutiles pero elegantes. La cocina, en la gran variedad de materiales que la componen, asimila muy bien la luminosidad de los tonos beige y manteca.

Si deseas aportar frescura a una sala de estar beige, nada mejor que plantas y flores alegres. Si insistes en quebrar la paleta de beiges con una nota de color, puedes hacerlo en detalles pequeños (servilletas, velas, cuadros) de colores intensos, que acentuarán su vistosidad al contrastar con la neutralidad del beige.

Y si hablamos de combinaciones, es indudable que la plasticidad de los tonos beige constituye una de sus bondades principales. Si tienes dudas acerca de qué color tapizar tu juego de living o qué tono elegir para las cortinas, el beige es una opción que jamás te cansará (riesgo que ocurre con los colores más fuertes), pues podrás combinarlo con accesorios de cualquier otro color. Temporada a temporada podrás cambiar sin problemas el color de tus accesorios, ya que la base beige se adaptará afinadamente a los nuevos tonos que elijas.

 

Decorar a base de beige

Decorar a base de beige

Muchas veces los decoradores de interiores han descartado el color beige para decorar, ya que consideraban que era una mala decisión. Sin embargo, el beige es el color de esta temporada, pero necesita complementarse con algunos accesorios para darle más impacto.

Metal

Una forma de agregarle dramatismo al ambiente es colocando detalles en metal. El cobre, oro y bronce son los colores que generalmente van de la mano con el beige.

Texturas

Generalmente, la vista se aburre del beige fácilmente, por lo que es nuestra tarea hacer que la paleta de colores tenga vida. Las diferentes texturas son una forma ideal de distraer al ojo. Las superficies brillantes reflejan la luz y agregan profundidad.

Diseños

Al igual que las texturas, los diseños provocan un cambio en la energía del ambiente. Si los muebles tienen un color beige sólido, busquen opciones para el piso que tengan diversas formas, colores o figuras. Decoren las paredes con distintos cuadros y láminas.

Color

Elijan un par de colores para colocar en la habitación. Con el beige como color principal, los otros colores elegidos se destacarán aún más. Los colores claros como las versiones pastel del turquesa y fucsia son complementos del beige, y van a generar un sentimiento relajante. Otra opción es usar colores más llamativos como el rojo y el negro para llenar de dramatismo la habitación.

Utilizar el beige como base para un esquema de decoración es una nueva tendencia bastante prometedora, ya que requiere bastante visión de decoración para que realmente funcione. En vez de er una opción aburrida e insulsa, el beige pasó a ser un desafío importante.