Decorar Con Amarillo

Decorar Con Amarillo

¿Esta buscando revivir sus habitaciones? Deje que entre la luz del sol! El color amarillo, desde manteca hasta girasol, iluminan cualquier espacio y lo hace más alegre. Y un toque de limón agrega entusiasmo a los tonos neutrales de gris. Aquí hay algunas formas de como trabajar con el amarillo.

  • Empapele el comedor con un papel tapiz floreado de color cidra y plateado, o pinte la entrada con un vibrante color canario, y coloque una alfombra brezo debajo. La notable combinación estimulará la conversación mientras agrega calidez a la habitación.
  • Utilice los colores amarillo y gris con mucha luz natural. Antes de elegir un tono para las paredes, pinte cuadrados de 60 cm x 60 cm en la habitación, para observe los diferentes momento del día. Si es tímido, pruebe los colores o acentos,  en almohadones o un marco de pintura primero.
  • Recuerde que con un poco puede hacer mucho. Sugerimos que esparza toques de azafrán y gris a lo largo de toda la habitación. Piense en poner nuevos artículos en el color de acento en un patrón triangular alrededor de la habitación. Si agrupa muchos ítems en el esquema de color dinámico, pueden embotellar los ojos.

Decorar utilizando el amarillo

Decorar utilizando el amarillo

Aunque el amarillo es un color muy popular, por su apariencia alegre y veraniega, sin embargo es un color temido por los diseñadores de interiores. Es uno de los colores más claros dentro de la paleta de colores, y sin embargo, es al mismo tiempo uno de los colores más agresivos y más energéticos para colocar en una pared.

Por un lado, el amarillo es agradable a la vista, por su resplandor. Sin embargo, cuando se aplica en áreas muy grandes en su tono más fuerte, el efecto es negativo, ya que da sensación que encandila.

El amarillo tiene una cualidad que genera inquietud, nerviosismo. Es por este motivo que los diseñadores evitan utilizar este color. Sin embargo, cuando se utiliza en los tonos más claros, es un color muy popular.

Cuando el amarillo se mezcla con el blanco, la luminosidad agresiva que tenía se pierde, aparecen tonalidades más suaves y se transforma en un color exquisito para decorar una habitación. Crean un ambiente vivo y alegre.

El amarillo bien fuerte, saturado, sí se puede utilizar en lámparas y almohadones. Este tono fuerte es mucho más manejable en objetos pequeños. Hay varios tonos fuertes, desde amarillo limón al amarillo dorado. El amarillo limón, si bien es claro, es un poco más frío. El amarillo dorado es más cálido. Ambos tonos necesitan suavizarse con el blanco, para lograr un ambiente más cálido.