Psicología del rojo en la decoración (Parte V: el baño)

Psicología del rojo en la decoración

El rojo es uno de los colores primarios que siempre causa un gran impacto visual por su carga de energía y esta cualidad se puede utilizar como herramienta para la creación de una atmósfera cálida y acogedora, aún en los espacios más complicados. Veremos el informe final de la serie de post sobre este color, en la psicología del rojo en la decoración del baño.

El baño es un ambiente de mucha actividad a lo largo del día, pero en el cual permanecemos por breves momentos y de forma individual, de modo que no pertenece a la zona social del hogar, sino a la zona privada y en realidad, es la más privada de todas, por lo que necesita de cierto recogimiento y calma, pero a la vez requiere movimiento y vitalidad.

Como espacio asociado eternamente al agua, el rojo no suele tener presencia en este ambiente, pero si lo utilizas correctamente, puedes lograr un resultado sorprendente.

Son muchos los recursos que puedes utilizar para darle un toque de rojo a tu baño y sin realizar obra ni grandes gastos. Pero también puedes modificar completamente la imagen de tu baño estructurándolo en torno a algunos elementos rojos que ganarán una presencia innegable.

En el mercado puedes conseguir una gran variedad de artefactos sanitarios, accesorios y revestimientos en rojo, que si empleas con cuidado, harán de tu baño una estancia llena de energía.

Psicología del rojo en la decoración

Ejemplos del rojo en la decoración de cocinas

En los ejemplos que te hemos traído, puedes ver claramente la diferencia entre un baño cálido y atractivo gracias a los detalles decorativos en rojo, y un ambiente sobrecargado de color y energía, que hará tu permanencia en esta estancia bastante agitada, en lugar de ofrecerte un espacio relajado para tu aseo personal.

Psicología del rojo en la decoración (Parte IV: el comedor)

Psicología del rojo en la decoración

Las modas en decoración van y vienen, al igual que en el vestir y los accesorios, pero la influencia que los colores tienen sobre la conducta de las personas no está sujeta a tendencias, sino que es algo más profundo. Hoy veremos otro elemento de la serie de post sobre psicología del rojo en la decoración, esta vez dedicado al comedor.

El comedor luego de la cocina, es la zona con más energía en el hogar. Es un espacio social destinado a la familia y amigos, donde se sirven las comidas, por tanto es un área muy activa. A pesar de que el fuego no está presente en esta habitación, acepta de buen grado la inclusión del color rojo como aporte de vitalidad y energía.

Un comedor en rojo ofrece un toque de alegría y disposición que combina perfectamente con la actividad de ingerir los alimentos.

Psicología del rojo en la decoración
Es un color muy activo que expresa calidez y emoción, está asociado con el fuego y el movimiento. El rojo va acorde con las personalidades abiertas, extrovertidas, con temperamento fogoso que se llevan principalmente por sus impulsos.

Debido a estas cualidades, es un color que produce fácilmente fatiga visual. Su carga energética debe dosificarse en pequeñas porciones para que no canse rápidamente. También puedes acudir a distintas tonalidades de rojo para alivianar la sensación que produce.

Psicología del rojo en la decoración

Ejemplos del rojo en la decoración del comedor

En el comedor de la izquierda se ha hecho uso del contraste entre el blanco y el rojo para darle toques de vitalidad y calidez a la estancia. En este caso, el rojo resta frialdad al blanco de los muros, a la vez que imprime cierto movimiento a un ambiente donde reina el orden.

A la derecha tenemos un comedor bastante sobrio y equilibrado, excepto por el uso abusivo del rojo en las paredes. Una forma de no recargar la atmósfera sería pintar una sola pared en este color, en este caso, la que corresponde a la ventana para que se produjera un agradable contraste entre el rojo y la luz entrante.

Psicología del rojo en la decoración (Parte III: la sala)

Psicología del rojo en la decoración

La influencia de los colores en los estados de ánimo es una cualidad de la cual puedes sacar mucho partido para crear una atmósfera especial en cualquier habitación, por eso vamos a hablar de la psicología del rojo en la decoración de la sala, para continuar con nuestra serie de post temáticos.

Como ya hemos visto, el rojo tiene connotaciones muy especiales, ya que está asociado a todo lo vital, el fuego, la sangre, el amor, la pasión, y por lo tanto es un color lleno de energía. Dicha energía se transmite visualmente hasta nuestro inconsciente y produce una influencia importante en nuestro comportamiento, aunque no nos demos cuenta de ello.

Para aprovechar esta capacidad del rojo a tu favor, debes escoger cuidadosamente los sitios en los cuales lo vas a incluir y el tono que utilizarás, ya que si eliges un tono brillante, tendrás un resultado más energizante, mientras que si te decantas por un tono más apagado o claro, cargarás el ambiente con una energía más apocada y armoniosa.

Psicología del rojo en la decoración
La sala es el área social de la casa, el sector donde la familia se reúne o descansa y donde recibes a las visitas. Este espacio requiere de un clima cálido pero distendido, atractivo pero no impactante, vital pero relajado. Por este motivo, puedes optar por emplear pequeños detalles en cualquier variante del rojo, pero si vas a colocar un elemento más importante, escoge una gama más apagada, con matices de negro por ejemplo.

Para lograr un perfecto equilibrio visual en esta estancia puedes recurrir a jarrones, marcos, cojines, cortinados, alfombras, lámparas en tonos de rojo, pero siempre contrastándolos con colores que nivelen el impacto visual que este color produce. El negro, el blanco y el gris son la mejor combinación, pero también puedes optar por la gama de los beiges, los verdes pastel o verdes petróleo.

Psicología del rojo en la decoración

Ejemplos del rojo en la decoración de la sala

En la foto de la derecha tenemos una sala acogedora y equilibrada, donde se contraponen el rojo del sofá con el negro de la biblioteca y el blanco de la pared, formando un conjunto armonioso y muy agradable a la vista.

Por el contrario, el ejemplo de la derecha nos golpea visualmente por la estridencia del ambiente saturado de rojo, que no consigue apagar el sofá ni el piso blanco.

Psicología del rojo en la decoración (Parte II: dormitorios)

Psicología del rojo en la decoración

Como ya vimos en la primera parte de este post dedicado a la psicología del rojo en la decoración, la influencia que este color tiene en nuestro comportamiento es muy poderosa respecto a la que los demás colores ejercen. Por este motivo aprovecharemos dicho influjo para crear una ambientación acorde a nuestros deseos.

Debemos ser cuidadosos al hacer uso de la psicología del rojo en la decoración de dormitorios, ya que esta habitación tiene como principal función el descanso y el rojo no genera sensaciones relajadas, sino todo lo contrario.

Debidos a sus efectos perturbadores, el rojo estuvo proscripto de la decoración de dormitorios durante mucho tiempo. Su uso tenía malas connotaciones sociales y por tanto no era utilizado en la decoración hogareña. En la actualidad es un color admitido, aunque siempre con mesura y precaución.

Si añades detalles decorativos en este tono al dormitorio puedes generar una atmósfera romántica y sensual. Pero no olvides que se trata de un color potente y mantén el equilibrio, pues podrías sobrecargar el ambiente con un exceso de energía que no favorece el descanso y que en el caso de los dormitorios de pareja puede conducir a discusiones.

Psicología del rojo en la decoración

Ejemplos del rojo en la decoración de dormitorios

Veamos un caso concreto de buen uso de la psicología del rojo en la decoración de dormitorios. En la foto de la izquierda tienes un dormitorio decorado en tonos de gris y negro, con pequeños elementos en rojo en la manta y el respaldar de la mesita de noche. Suficientes como para darle un toque de personalidad y energía.

En el dormitorio de la derecha, el rojo invade casi todo lo que ves, desde las paredes, hasta la alfombra, la mesita de noche, la cama e incluso un pequeño armario que casi desaparece camuflado con la pared. Quien tenga que pasar aquí la noche, difícilmente pueda conciliar el sueño y su humor a la mañana siguiente no será el más agradable.

Psicología del rojo en la decoración (Parte I: cocinas)

Psicología del rojo en la decoración

El efecto psicológico que los colores tienen en la conducta humana es un hecho constatado, tanto que hay una rama de la psicología que lo estudia y existe una terapia basada en esta cualidad, la cromoterapia. Por eso veremos la psicología del rojo en la decoración y sus efectos positivos o adversos de acuerdo a cómo lo empleemos.

El rojo es el color más cálido y el que tiene un efecto visual más potente. Este color se asocia al fuego y a la sangre, dos elementos vitales para el hombre, pero que suelen tener diferentes efectos psicológicos, dependiendo de la tonalidad que escojamos. Los tonos más anaranjados se relacionan con el calor y abrigo, también con la seguridad y el confort. Mientras que los rojos semejantes al color de la sangre pueden indicarnos peligro, estado de alerta.

Independiente del tono que elijamos, el rojo siempre estará cargado de energía y esta cualidad debemos tenerla muy en cuenta a la hora de decorar, para no sobrecargar las habitaciones.

Vamos a contraponer algunos ejemplos de buen y mal uso de la psicología del rojo en la decoración de cocinas para que puedas comprobar sus efectos y esperamos te sea de ayuda para utilizar convenientemente este color en tu hogar.

Psicología del rojo en la decoración
La cocina es la habitación más vital de la casa, en ella se conserva el fuego de la cocción de los alimentos, por lo que el rojo es un color que siempre estará presente.

Como zona de preparación de alimentos y de reunión para el consumo de los mismos, la cocina es un espacio donde se concentran las energías, por lo que agregarle un poco de rojo te ayudará a crear un ambiente alegre y vital. Pero debes hacerlo con mesura, ya que de lo contrario te excederás y terminarás fatigada por la sobrecarga energética.

Te recomendamos utilizar el rojo en algunas piezas del mobiliario, en detalles decorativos, la vajilla, cortinados, mantelería, utensilios y otros elementos no estructurales, pues de lo contrario podría ocasionarte fatiga visual. También te aconsejamos utilizarlo sobre superficies verticales que no estén a la altura de los ojos por el mismo motivo. Evita en lo posible darle este color a las superficies horizontales, que son las que más ves al cocinar. Puedes emplearlo en pequeños toques de color, sí, pero no cubrir completamente las superficies.
Psicología del rojo en la decoración

Ejemplos del rojo en la decoración de cocinas

En el ejemplo de la izquierda tienes una cocina donde se utilizó el rojo en la mesada en contraste con los grises de la cocina. El resultado es muy atractivo sin saturar la visual. En el ejemplo de la derecha se contraponen las paredes rojas con una decoración amarilla y en tonos de madera barnizada, creando un ambiente muy recargado que obliga a nuestra vista a buscar un punto neutro y nos produce una sensación de desasosiego.

Pequeño apartamento decorado en blanco

Pequeño apartamento decorado en blanco

Cuando los espacios son pequeños como en este caso, el blanco se impone como recurso para generar una sensación de amplitud. Este pequeño apartamento decorado en blanco tiene una suerficie de apenas 66 metros cuadrados y para darle calidez, el blanco se ha combinado con los colores de la naturaleza.

Para ganar amplitud, el salón se unió con la cocina, ganando en amplitud y luminosidad que hace fluir al espacio. A esto contribuyen notablemente sus altos ventanales.

Pequeño apartamento decorado en blanco
El salón y la cocina están integrados, separados apenas por un desayunador, y al blanco dominante en paredes, techos y mobiliario, se contraponen los pisos de madera para contrarrestar la frialdad del blanco.

En la cocina, una encimera negra y un refrigerador de acero inoxidable otorgan elegancia a la estancia.

Pequeño apartamento decorado en blanco
El despojado dormitorio de líneas sencillas, espacioso e iluminado, se matiza con tonos tierra para darle mayor calidez.

Pequeño apartamento decorado en blanco
A pesar del espacio reducido, no se quiso obviar el recibidor, que gana espacio visualmente con un gran espejo enfrentado a la puerta. También se incluyó un aparador pequeño y un armario con cortinas para colgar abrigos. Todo en blanco, excepto algunos detalles en negro que resaltan y jerarquizan, además del toque verde de una macera con una hiedra. Un aprovechamiento máximo del espacio sin perder elegancia y sobriedad.

Tendencias: los colores de pintura para el 2012

Cambia el calendario, cambian las tendencias. ¿No te parece hora de cambiar la decoración? Crear un nuevo ambiente no tiene por qué implicar cambiar todos los muebles y accesorios. Una nueva mano de pintura en un color impactante puede ser suficiente para renovar la decoración del hogar. Averigua qué dicta el diseño de interiores para los colores de pintura en este 2012, y prepárate para darle un rostro diferente a tu casa.

Tendencias en colores de pintura 2012

Salmón: Los derivados del rojo están en auge este año. Entre ellos, el sofisticado color salmón es una alternativa que se impone para salones elegantes con un matiz de frescura. Es una tonalidad que no se ve con frecuencia, por lo que ofrece la oportunidad perfecta para quienes desean apostar por algo fuera de lo común sin perder el estilo clásico. Combínalo con colores crema para crear ambientes suaves o con un amarillo fuerte para una atmósfera más juvenil.


 

Turquesa pálido: Los azules en sus distintas facetas son grandes protagonistas del 2012, con este azul turquesa pálido como una de las propuestas más interesantes. Si te gustan los colores pastel, no dudes en pintar tus paredes de esta bellísima tonalidad. Es al mismo tiempo melancólica y fresca, y puede usarse tanto en delicados ambientes tradicionales como en decoraciones más vanguardistas, a los cuales da un aire casual renovador.

Colroes decoración 2012

Anaranjado:Declarado como color Pantone 2012, el Naranja Tango es otro de los grandes aciertos para pintar una habitación. Este anaranjado profundo es sensual, dramático y al mismo tiempo lleno de energía. No vaciles en agregar intensidad a tu estilo a través de esta cítrica tonalidad.


Combo de berenjena y verde claro:Si te enloquecen las combinaciones inesperadas, te fascinarás con esta mixtura entre verde bien pálido y berenjena profundo. Un contraste innovador que aporta al ambiente más sencillo un carácter audaz y vanguardista. Lo ideal es usar ambos colores sectorizados, tomando al verde pastel como base y usando el púrpura para los acentos.


Madreperla:La sutileza de los tonos perlados nunca fue tan ardiente como este 2012. Desde el marfil hasta el rosa claro, los colores neutros en todas sus gamas han dejado de ser una paleta aburrida para componer ambientes delicados, femeninos y ultra-chic. Suave como la seda, el color perla es acertado para dormitorios románticos, combinado con otras tonalidades crema y pastel.

Original diseño del Eko Residence Hotel en Porto Alegre

Con el fin de reducir el impacto ambiental, el hotel Eko Residence, ubicado en el centro histórico de la ciudad de Porto Alegre, tiene una infraestructura especialmente diseñada para respetar al medio ambiente.

En la azotea del hotel hay paneles de energía solar, un techo ecológico que sirve para mantener la temperatura templada en el interior del edificio, un molino de viento y un tanque que recibe el agua de las lluvias para suministro de los baños del hotel. En este ambiente de vegetación de la azotea hay también una moderna piscina con deck, desde donde los huéspedes pueden disfrutar de una panorámica vista de la ciudad.

Ya desde el exterior se puede notar el original diseño del hotel: la fachada del edificio está cubierta de vegetación, en un moderno concepto europeo. Una vez en el interior, nos topamos con una recepción de paredes de un fuerte color verde manzana y un rincón donde crecen variedad de plantas tropicales.

Las habitaciones tienen muebles simples de madera clara, pisos de moqueta de un tostado neutro, y las paredes son de un color verde pastel que hacen que las cortinas de un verde más oscuro y las pinturas abstractas de las paredes tomen protagonismo. Es un estilo sencillo y fresco, que aporta luminosidad y tranquilidad al ambiente.

El gimnasio también tiene paredes del mismo verde pálido de los dormitorios y gigantescas ventanas por donde se cuela la luz natural. El restaurante del hotel, donde se sirven especialidades de comida saludable, tiene un piso de madera clara que crea un bonito contraste con las mesas y sillas de madera oscura y los tapizados verdes de las mismas. Los manteles individuales de mimbre, una enorme pintura con coloridas frutas y algunas plantas tropicales salpicadas por los rincones, constituyen los únicos elementos decorativos de este apacible y simple ambiente.

Una mesa en violeta


Una mesa bien vestida incrementa el disfrute de cualquier almuerzo o cena. Toda ocasión especial, desde una comida en familia hasta una fiesta de gala o la celebración de las Fiestas, amerita un especial cuidado en todos los detalles que componen la decoración de una mesa. Para empezar a decorar, solo debemos elegir un esquema de color, y comenzar a combinar la mantelería, vajilla, centros de mesa y accesorios en esa gama cromática.

Vistoso y encantador, el violeta es un color que va muy bien con la decoración de mesas en todas las ocasiones: bodas, aniversarios, cumpleaños de quince, cenas familiares, veladas románticas… El espectro de tonalidades que abarca el violeta van desde el lila y el lavanda hasta el morado o ciruela. No será difícil encontrar complementos en distintas variantes de estas tonalidades, para adornar una mesa con toques femeninos, románticos y muy refrescantes.

El violeta tiene como una gran ventaja que podemos encontrarlo e varios elementos naturales que son típicamente usados para decorar mesas: flores (sobre todo lilas, azaleas y violetas) y frutas (uvas y ciruelas). Con estos implementos se puede confeccionar un bonito centro de mesa que aportará un encanto natural a la decoración. Los pétalos pueden desparramarse alrededor de la mesa para darle toques de perfume.

Como ocurre con casi todos los colores, es conveniente dosificar la predominancia absoluta del violeta para dar variedad a la mesa. Si la cristalería y vajilla es en este color, quizás sea conveniente que el mantel de base sea blanco o neutro, adornado con individuales y servilletas violetas. En cambio, si tenemos un mantel púrpura, la cristalería transparente contrarrestará la intensidad de este tono de base.

El violeta, por la predominancia fría del azul, va naturalmente bien con el plateado. Opta por cubiertos, servilleteros y candelabros en este color. La mezcla de texturas enriquecerá la decoración. Para lograrla, combina servilletas lisas con cintas de raso brillante.

Ideas y combos para mesas en violeta

El violeta puede resultar agradablemente inesperado para ornamentar la mesa navideña. Es una forma atractiva y atrevida de romper con los tradicionales verde, rojo, blanco y dorado. Para ambientar la mesa en la temática navideña, utiliza algunos adornos, guías y flores típicos de la navidad, pero en tonos púrpura y luminosidad brillante. Unas simples velas terminarán de definir el escenario de Navidad en esta nueva tonalidad.

Por su versatilidad, el violeta es combinable con una enorme cantidad de colores, comenzando por el blanco. Es ésta una mixtura tradicional para bodas y cumpleaños, dada su delicadeza y dulzura, sobre todo si predomina el lila. Unas notas de amarillo fuerte (por ejemplo, en unas flores) romperán con esa suavidad, para darle un tono divertido a tu mesa.

En contraposición, la combinación entre violeta y negro es poderosa e intimidante. Para una mesa de Halloween muy elegante y poco convencional, no dudes en apelar a esta suma de colores.

Especial para cumpleaños de niñas y jovencitas, el violeta y el rosado o fucsia suelen llevarse muy bien a la hora de revestir una mesa. Sorprende a tus invitados colocando sobre el plato una cajita de souvenir en rosa fuerte, adornada por un lazo violeta.

Otro color complementario del violeta es el anaranjado. Con ambos colores se logran mesas muy cálidas y primaverales, ideales para un almuerzo al aire libre. Unos grandes girasoles en violeta y naranja serán el accesorio perfecto de esta distendida mesa. Para equilibrar la potencia de ambos colores, opta por manteles o platos en blanco.

 

El verde y el violeta, al integrarse, logran decoraciones sorpresivas y muy creativas. El verde griego intenso o el verde musgo son la tonalidad más acertada para complementar el púrpura oscuro. Intercala servilletas en ambos colores y utiliza flores naturales y velas para los centros de mesa. Como en el caso anterior, el blanco será un interviniente necesario para armonizar los potentes destellos verdes y púrpuras.

Dormitorio infantil en verde manzana


La decoración del dormitorio infantil invita a contrastes coloridos y acentuados, y por eso nos permite dejar volar la imaginación para utilizar gamas y combinaciones que quizás descartaríamos para otras partes de la casa.

Un color muy difundido para la ambientación de cuartos infantiles es el luminoso verde manzana. La frescura natural de este color enseguida nos instala en un clima distendido y juvenil, que es lo que todo dormitorio de niños necesita.

La riqueza de este tono radica en su adaptabilidad a innumerables decoraciones, y en su carácter universal para nenas, varones y dormitorios mixtos. Este color es la base perfecta para decorar dormitorios de todas las edades, desde la habitación de un recién nacido como la de adolescentes.

Dónde colocar el verde manzana

Para empezar una decoración basada en el verde manzana, la más extendida opción es pintar las paredes en este tono. Al ser un color claro, perfectamente puede pintarse la totalidad de superficies e incluso el techo, sin riesgos a que sature. El resultado será una habitación llena de energía positiva y luminosidad.

Si vas a usar verde manzana en otros elementos del cuarto, es preferible que las paredes sean pintadas de un tono más neutro (con más blanco y amarillo) que el de los accesorios, para que estos puedan resaltar y la decoración se enriquezca en la variedad de tonalidades. Esta base verde en las paredes te permitirá componer una decoración llena de colorido: amarillo, rojo, naranja, azul, verde y violeta podrán mezclarse en modulares, escritorios, cortinas, colchas, almohadones y alfombras. Para no sobrecargar, siempre es bienvenida una buena dosis de blanco en cajones y repisas.

Pero para que el protagonista sea el verde no es necesario cubrir las paredes de este color. Solo hace falta destacar algunos muebles y accesorios con un intenso color manzana, que contraste con tonos más pálidos en paredes y suelo (manteca, beige, gris, colores pastel). Aunque solo esté en algunos detalles, por su vistosidad, será el verde el que robe todas las miradas de la decoración.

Precisamente, por esta intensidad, es conveniente atenuar su poder, equilibrándolo con otro color. Así crearemos climas diferentes para cada estilo de dormitorio.

Combos de manzana

Con blanco. El verde manzana y el blanco son eternos aliados. Su integración en los diferentes elementos del dormitorio logra un ambiente cargado de júbilo, ideal para todas las edades y para chicos y chicas por igual. Podemos jugar con las formas geométricas para dar variedad a este estilo, a través, por ejemplo, de una pared a rayas o a lunares. En los dormitorios adolescentes, el negro integrado a esta combinación le dará la nota más madura y juvenil.

Con amarillo, rojo o anaranjado: Al ser colores cítricos, estas tonalidades se adaptan de maravilla al verde manzana, tanto por separado como aunadas. Un aire frutal se disfrutará en un dormitorio acondicionado en estos alegres colores.

Con rosa: Para no dejar de lado los tradicionales colores de niña y actualizarlos con un efecto vanguardista, se puede combinar el verde manzana aclarado con un rosa viejo o lila claro. Puede parecer una mezcla extraña, pero los resultados son muy atractivos, siempre que los colores estén dentro del mismo esquema de luminosidad. El violeta intenso también logra resultados muy vistosos en su complementación con el verde.

Con azul: Lo clásico y lo novedoso se mixturan en un dormitorio verde manzana y azul marino. Esta mezcla es infalible para un dormitorio de varón, sobre todo para los más pequeños.