Seguridad en ventanas

Vitales para cualquier construcción, las ventanas son también una potencial abertura de ingreso para insectos y animales no deseados o, peor aún,  para los ladrones. Existen diversos sistemas de seguridad que se adaptan a las características particulares de cada ventana, para que lo único que ingrese a través de ella sea luz y aire.

Rejas

Las rejas de acero son una clásica opción en materia de seguridad para todo tipo de aberturas. En el caso de las ventanas, puede optarse por rejas fijas o con cerradura, depediendo de las necesidades de cada hogar. Porque la elegancia es también un factor a tener en cuenta, hay para elegir innumerables diseños en materia de rejas. Además, pueden pintarse de acuerdo a los colores exteriores e interiores de la ventana y de toda la ambientación.

Redes

Para proteger balcones y terrazas, las redes son una alternativa fácil de instalar y sumamente discreta y ligera. Para las ventanas de salas y habitaciones, las redes pueden resultar menos estéticas que las rejas, pero son apropiadas para la seguridad de espacios exteriores como las ventanas del patio, la barbacoa o la terraza. Además, por su material extra-liviano, las redes de seguridad no estropean la vista hacia el exterior.

Cristales de seguridad

Suele pensarse que si la ventana está protegida con cristales, es imposible vulnerarla. Sin embargo, el cristal común se rompe fácilmente, y con solo una piedra o un golpe de puño puede quebrantarse una ventana, por más cerrada que se encuentre. Para solucionar esta problemática, se fabrican cristales de seguridad altamente laminados, con resistencia especial. Hay sistemas de seguridad avanzados donde se integra a la ventana sensor que detecta los intentos de rotura, funcionando como una alarma antirrobo.

Persianas blindadas

Las persianas de seguridad conforman un sistema práctico y funcional para evitar la irrupción de intrusos al hogar. De apariencia similar a las persianas comunes, las blindadas están fabricadas en acero y aluminio, pero con una flexibilidad tal que permite subirlas y bajarlas cómodamente. Por su espesor, las persianas de alto blindaje son excelentes aislantes del frío, el calor, la luz y el ruido. Su apariencia clásica y neutra es adaptable a todo tipo de diseño interior y exterior, aunque también se comercializan en colores atractivos.

 

 

Revestimientos decorativos contra fuego

los-revestimeintos-decorativos-contra-el-fuego

Los revestimientos decorativos contra fuego poseen diversas aplicaciones, ya sea como protección contra incendios, como para decorar y proteger las zonas que rodean a las chimeneas, en cocinas, barbacoas, etc.

Dentro de la protección contra incendios podemos distinguir dos tipos: la protección activa, que es la que contribuye a apagar el fuego que ya se inició; y la protección pasiva, que es la que evita que se produzca la situación de fuego o minimiza sus efectos.

Los revestimientos de protección pasiva cuentan con materiales añadidos que evitan la iniciación del fuego, la propagación, y especialmente luchan contra el fuego por intumescencia (formación de una masa importante de carbón), estos elementos cuentan con un coeficiente de transmisión térmica muy bajo, funcionando como aislantes del sustrato.

Tratamiento de los revestimientos contra fuego:

Estos revestimientos están fabricados con materiales con agregados de sustancias especiales que requieren de ciertos cuidados de uso:

No deben verterse productos químicos, solventes, aguas de jardineras o de la limpieza, etc, sobre la superficie de estos revestimientos, ya que podrían afectar la naturaleza de sus materiales.

Evitar golpes y rozaduras. En caso de observar defectos sobre la superficie protegida, debe determinarse el origen del deterioro y solucionarla, para que no pierdan sus cualidades.

Estos revestimientos no admiten la colocación de elementos ajenos como tacos, etc., que pudieran provocar un deterioro en su superficie o en la capa de mortero.

Los revestimientos decorativos contra fuego vienen en diversos materiales que se adaptan a las necesidades decorativas de cada ambiente tanto en los acabados y materiales, como en el tipo de revestimiento y su uso.

La disponibilidad de colores en generosa y se adapta a los espacios y texturas de los ambientes en que se instalan.