Una escalera con palés

Una escalera con palés

Los palés constituyen un excelente elemento para el reciclado y el bricolaje. Su versatilidad permite utilizarlos para las más diversas funciones, desde la fabricación de muebles hasta la creación de elementos constructivos, como esta escalera con palés, ideal para un garaje o galpón espaciosos, o para exteriores, para crear escalones para cubrir desniveles.

Obviamente que para esta escalera no podemos usar cualquier palé, sino uno que esté fabricado con buena madera, como los que se utilizan para los contenedores de maquinaria pesada.

No es conveniente hacer la escalera exclusivamente con palés, sino que conviene utilizar una estructura de vigas con peldaños en metal o madera, para adosar a ella los palés, que tomarán el lugar de los peldaños.

Los palés deben asegurarse entre sí y a la estructura para evitar inestabilidades o accidentes.

Una de las dificultades que ofrece una escalera planteada de este modo, es que los palés están compuestos por tablas separadas, por lo que los peldaños de nuestra escalera tendrían huecos. Para solucionar este problema podemos rellenar los huecos con tablas, lo cual encarece sustancialmente la escalera. Podemos comprar más palés para desarmarlos y tomar de allí las tablas faltantes y obtener una escalera más segura.

Otra opción es utilizar los palés para hacer escalones simples para cubrir una pequeña altura en una tarima o desnivel, tanto en interiores como en exteriores. En este caso podemos incluso realizar nosotros mismos los escalones, ya que la distancia a salvar no requiere de estructuras ni complicaciones.