Decoración de la piscina con un deck a todo confort

Decoración de la piscina con un deck a todo confort

La piscina suele ser uno de los puntos de mayor atracción en una casa, en torno a ella se nuclean durante los meses del verano, toda la familia y los invitados. Por este motivo es importante que cuente con la mayor comodidad posible para posibilitar una permanencia más prolongada en dicho espacio y qué mejor opción que la decoración de la piscina con un deck a todo confort.

El deck aporta a la piscina la belleza y calidez de la madera, a la vez que aumenta el espacio aprovechable, sin agregar demasiadas complicaciones, ya que no necesita casi mantenimiento.

Los decks aportan a la piscina un punto de nexo con el interior de la vivienda, ya que son excelentes como espacio de transición entre exterior e interior, creando un ambiente más relajado y acogedor.

La instalación de un deck en la piscina funciona como una zona de tránsito entre el interior y el exterior, facilitando el paso y absorbiendo el impacto del agua antes que llegue al hogar.

Además, podemos optar por instalar una zona de comidas en el deck para recibir amigos o cocinar al aire libre, integrando de este modo la piscina a la vida familiar, convirtiéndola en un espacio semi-privado, en lugar del tradicional emplazamiento aislado que ha tenido a lo largo del tiempo, hecho que resulta de evitar que el agua de la piscina llegue a la casa y de disponer servicios en el exterior para no utilizar los del interior.

Si las características de la residencia requieren que la piscina esté más alejada de la casa, la decoración de la piscina con un deck puede funcionar como pasarela pergolada para dar cobijo a quienes se trasladan desde el interior hasta la piscina. También puede adoptar formas irregulares para unir la piscina con el hogar y brindar una superficie que sirva como solárium o lugar de encuentro. Las posibilidades son muchas a la hora de la decoración de la piscina y está en nosotros elegir la que más nos convenga.

Piscinas pequeñas y exclusivas

En las tardes de verano, no hay nada mejor que una piscina en el jardín para refrescarnos y pasar un rato divirtiéndonos en familia. Pero, ¿qué ocurre si no tenemos el espacio suficiente para instalar una gran piscina? ¿Y si el terreno presenta demasiadas complicaciones para realizar una excavación demasiado grande? La solución a estas frecuentes problemáticas  emana de una de las últimas tendencias en diseño de exteriores: una alberca pequeña, pero muy disfrutable.

Cada vez son más los jardines o patios de dimensiones reducidas que lucen una bonita alberca del tamaño de una tina o jacuzzi (de un máximo de 3 por 5 metros), con una profundidad aceptable para que un adulto pueda distenderse allí cómodamente.

Estas mini-piscinas tienen como principal ventaja su fácil limpieza y mantenimiento, además de dar un toque ornamental y muy romántico a cualquier  jardín. Por si esto fuera poco, el escaso volumen de estas piletas permite una fácil climatización, por lo que también pueden disfrutarse en las noches frescas.

Si la piscina va a ser utilizada por niños, no tiene que ser demasiado profunda. Una buena idea es realizar dos niveles escalonados, para que grandes y pequeños puedan aprovecharla de igual forma.

Los materiales en que se construyen estas piscinas son diversos. Por su capacidad de adaptación a distintos suelos, los más utilizados son el PVC y el poliéster. También es recomendable el acero, aunque presenta un costo mucho más elevado. Para agregar un encanto decorativo, suele emplearse la madera, sobre todo en los bordes, complementando los muebles del jardín. Las piscinas revestidas en piedra resaltan por su rústica elegancia, como si se tratase de un pequeño oasis en medio de las rocas, o una antigua pileta de la época antigua.

Las casas más lujosas pueden darse el privilegio de tener una piscina pequeña incrustada en el interior (balcones, dormitorios o grandes estancias), al estilo de los hoteles y spas más exclusivos.

 

Decoración de piscinas

decoracion-de-piscinas

Una piscina en casa es un elemento de disfrute para toda la familia, pero su función no debe estar reñida con la decoración, su aspecto debe realzar la belleza del jardín en que se encuentra.

Uno de los elementos decorativos que más destaque brinda a las piscinas son los mosaicos, estos elementos constructivos funcionan como revestimientos que dan estanqueidad, protegen y decoran. Algunas empresas fabrican mosaicos especiales para piscinas y spas con colores que recuerdan los colores del mar, con brillos tornasolados que realzan su acabado.

Los mosaicos de vidrio para pavimentos y revestimientos pueden adoptar diversos tamaños, desde los tradicionales de 2x2cm hasta los micro mosaicos o los de mayor tamaño. Los acabados pueden ser diversos, vidrio esmaltado, vidrio iridiscente, hasta materiales más exóticos y lujosos, como los mosaicos fabricados con una lámina de oro de 24 kilates incorporada dentro del vidrio.

El acabado de piscinas con mosaicos resulta además de decorativo, más higiénico y su textura es agradable al tacto.

La colocación de los mosaicos puede realizarse de la manera tradicional o empleando nuevos sistemas como los micro mosaicos que se colocan sobre panels con soporte de cordón de poliuretano.

Decoración del entrono de la piscina:

La decoración del entorno de la piscina es fundamental para hacer de ella un espacio atractivo y plenamente disfrutable. La profusión de vegetación, césped y otros elementos decorativos hace al confort de nuestro jardín y de nuestra piscina.

La idea es lograr un entorno acogedor e íntimo que cubra todas las necesidades de confort para el uso diurno o nocturno de la piscina.

Un elemento indispensable para la decoración es la iluminación. Existen varios sistemas de iluminación ideales para piscinas, el sistema moonlight, las luces empotradas en la caminería, antorchas, faroles, etc. Las opciones son múltiples y se adaptan a cada jardín.

Las zonas que rodean a la piscina deben estar pavimentadas, dicha pavimentación puede hacerse con los mismos materiales de la piscina o recurriendo a otros como la piedra, el mármol, el cemento, la madera tratada, etc. Un deck junto a la piscina es ideal para asolearse, descansar tomando una bebida fría o para hacer una comida junto al agua.

Los muebles de jardín son indispensables para reposar una vez que abandonamos la piscina. Dentro de la amplia variedad existente, los más recomendables por su belleza y comodidad son los muebles de madera (teca, bambú, etc.).

Por último, el cuidado del jardín es indispensable para el máximo aprovechamiento de nuestra piscina, un jardín descuidado haría desagradable la estadía exterior.