Estilos para decorar un gimnasio

Si cuentas con un gran espacio en casa donde disponer los aparatos básicos de musculación, ya puedes montar tu propio gimnasio, con meros fines de entrenamiento personal o para desarrollar tu negocio dando clases de fitness.

La decoración del gimnasio, como la de cualquier otra parte de la casa, merece una cuidada atención. Ya que pasaremos un buen rato de la semana ejercitándonos en la sala de gimnasio, necesitaremos un entorno ameno, relajante y renovador de las energías, manteniendo la elegancia y líneas modernas propias de la funcionalidad del gimnasio. Por eso, te mostramos cinco estilos diferentes para ambientar el gimnasio, convirtiéndolo en un refugio saludable y ameno.

Fuego y metal: decoración Feng Shui

La energía es el recurso fundamental a la hora de hacer ejercicio, y por ello el sistema Feng Shui es una guía ineludible para decorar el gimnasio. Según la milenaria sabiduría oriental, algunos materiales y colores son más propicios para hacer fluir la energía. Para potenciar la actividad física y el movimiento, nada mejor que el fuego, representado en elementos rojos y texturas onduladas. Alfombras, lámparas, sillones y cortinas de este color ayudarán a maximizar el rendimiento, además de conformar un entorno muy atractivo para hacer gimnasia.

Por su parte, el metal augura la prosperidad, elemento deseable para un gimnasio con fines comerciales. Si bien los aparatos de ejercitación ya tienen una estructura metálica, este material puede estar presente en ventanas, mostradores, armarios y percheros.

Para completar la ambientación Feng Shui, el color negro en las paredes neutraliza la energía negativa, garantizando el éxito del nuevo proyecto, ya sea comercial u hogareño.

Un refugio de color

Lo más importante del gimnasio es que sea un espacio donde nos sintamos a gusto, para poder ejercitar con motivación. Para convertirlo en un acogedor refugio, es recomendable alfombrarlo con moquete, lo cual además previene resbalones y caídas, y ayuda a fijar mejor los aparatos.

Una buena idea es que la moquete sea del mismo color que las paredes, en un tono neutro, para amenizarlo con objetos de color. Si tienes la posibilidad de adquirir todos los aparatos de una vez, escoge una línea única de un solo color (azul eléctrico, verde, rojo), y combínala con detalles coloridos: un bonito cuadro, visillos en las ventanas o una llamativa guarda en la pared.

Al natural

Si prefieres un entorno más discreto y natural para relajarte, el piso de madera lustrada combinado con muchas plantas es una opción ideal, creadora de una calidez excepcional. Las plantas no solo aportan verde y vitalidad al ambiente, sino que contribuyen a purificar el aire, aumentando el bienestar cuando se trata de ejercicios de resistencia. Paredes en blanco o manteca incrementan la luminosidad de la habitación, sobre todo si se cuenta con un gran ventanal con vista a jardín. Esta decoración es perfecta para ejercitar durante las horas diurnas, en estrecho contacto con la naturaleza, para despejar la mente mientras nos ponemos en forma.

 

 

 

Cómo decorar una sala de aparatos en su hogar

Cómo decorar una sala de aparatos en su hogar

Hoy en día cada vez más gente utiliza un espacio de su casa para poner una sala de pesas y aparatos en su casa.

Aquí mostramos algunos tips para decorar esta sala de aparatos:

Elijan un lugar adecuado en su casa para colocar el gimnasio. Si tienen una habitación libre o cuarto de huéspedes que no utilicen demasiado, este es un buen lugar. Y si no, si tienen un sótano o un ático también pueden aprovecharlo.

Piensen tanto en los objetivos físicos como en su personalidad. Una cosa es si prefieren hacer ejercicios de musculatura por ejemplo, y otra distinta es si deciden hacer yoga o pilates. Deben planificar la distribución del lugar teniendo esto en cuenta.

Compren los mejores aparatos que puedan. Si los aparatos se rompen seguido o no funcionan a la perfección, es probable que se frustren y dejen de ejercitarse. Es por esto que si tienen el dinero para hacerlo, compren aparatos de calidad. Es mejor ir comprando de a poco y de buena calidad que comprar todo de una y que no sea bueno.

En cuanto a la decoración, pinten con los colores que más les guste, coloquen trofeos y medallas que hayan obtenido, y agreguen fotos o cualquier objeto artístico que deseen.  Los murales son ideales para decorar un gimnasio en su casa.

El mural apropiado también puede ser un elemento motivacional. Por ejemplo, pueden elegir un escenario oceánico para una pared, colocar un caminador enfrente e imaginarse que están en la playa mientras corren.

Para otros, el momento de ejercitarse es el momento de meditación, por lo que prefieren hacerlo en un ambiente pacífico y tranquilo. Para otros, ejercitarse escuchando música los ayuda a estimularse, o si no también están los que prefieren mirar la televisión.

Otra sugerencia es colocar un frigobar para tener bebidas frías a mano qeu les permitan hidratarse durante la ejercitación.

Una sala de aparatos en su casa los puede ayudar a que sea más fácil encontrar el tiempo en el día para hacerlo. Al hacer la sala más atractiva, es muy probable que la usen de verdad.