Consejos para crear una cocina Feng Shui

Desde la antigüedad, la cocina tiene gran importancia en el hogar, ya que es el lugar donde se preparan los alimentos y también donde la familia se reúne para disfrutarlos. Para la cultura oriental, la cocina es un símbolo de riqueza y prosperidad y por tanto debemos cuidar que los elementos que la compongan guarden una perfecta armonía para potenciar las energías positivas.

El Feng Shui tiene una serie de normas que rigen el diseño de las cocinas para lograr el equilibrio necesario en tu cocina. Veamos algunos consejos para crear una cocina Feng Shui.

1. Ubicación de la cocina Feng Shui

Aunque normalmente no podemos elegir donde se ubicará nuestra cocina, su emplazamiento es fundamental. Se recomienda orientarla hacia el sur y que se encuentre cerca de la puerta de entrada, pero que no se vea desde la entrada principal. No es bueno que la cocine esté en el centro de la vivienda.

2. Equilibrio entre los elementos

La cocina está marcada por los elementos fuego y agua, que deben equilibrarse para evitar las energías negativas. El agua está representada en el fregadero, el lavavajillas, la lavarropas y la nevera, mientras que el fuego está en los fogones, el horno y el microondas. Por tanto deben agruparse todos los elementos de agua por un lado y los de fuego por otro, manteniéndose separados ambos grupos, pero no enfrentados. Si el espacio no permite mantenerlos separados físicamente, debemos interponer objetos de acero o madera entre ellos.

3. Ubicación de los fuegos

Los fuegos no pueden alinearse con las puertas, o enfrentarse directamente a ellas. Las vigas y las columnas en la cocina favorecen el Chi opresivo que se transmite a los alimentos.

4. Las aberturas

No debe colocarse la cocina debajo de una ventana. Quien cocina no debe estar de espaldas a la puerta.

5. Separar la cocina del comedor diario

Aunque la casa tenga la cocina y el comedor unidos, es necesario separarlos, al menos visualmente. Esto se puede lograr iluminando la mesa para la comida y dejando el resto del ambiente a oscuras.

6. Colores

El color azul corresponde al elemento agua y el rojo corresponde al fuego, por lo que es aconsejable evitarlos o usarlos con moderación, ya que estos elementos son componentes naturales de la cocina. Es mejor emplear colores neutros como el blanco, crema, beige o tierra, que generan tranquilidad en los espacios. El amarillo aporta calidez.

7. Iluminación

En el Feng Shui Se potencia la iluminación natural. Para la noche, se preferirán las luminarias intensas que propicien un alumbramiento de todos los rincones.

8. Orden

El orden y la limpieza son fundamentales para el Feng Shui, porque permiten captar las energías positivas. La cocina debe ser un espacio acogedor y tranquilo. Si se evitan los televisores, radios y teléfonos, se potenciarán las relaciones familiares.

Consejos para elegir la mesa de comedor

Mesa de comedor

La mesa es la reina del comedor y por eso debemos elegirla cuidadosamente para obtener de ella el mejor partido. Aunque las hay de todas clases, la regla de oro para elegir la mesa del comedor es que sea práctica al usarla y decorativa cuando no se está usando.

Con esto en mente, tendrás que determinar qué tipo de mesa necesita tu comedor, de acuerdo al espacio disponible, estilo decorativo y cantidad de integrantes de la familia. Al elegir la mesa, también debemos combinarla con las sillas y demás muebles del comedor.

Los materiales también importan a la hora de decidirte por una mesa y aunque la madera es el material por excelencia, no es el único y cada uno tiene su aplicación. Puedes escoger entre madera, vidrio, metal, mármol, materiales plástico e incluso materiales impensables como el hormigón pulido, el secreto está en la mezcla.

Mesa rústica de madera

La madera es el material más tradicional y versátil, que se presta a cualquier diseño o estilo. Las mesas de vidrio tienen una liviandad visual que las hace muy elegantes y se prestan tanto para un estilo clásico refinado, como para uno vanguardista. El metal y los otros materiales se prestan más para las decoraciones modernas y de tipo industrial.

Mesa de estilo

La forma es el elemento que comanda el espacio, por lo que deberás tomar medidas del espacio disponible y tomar en cuenta la forma del comedor y la cantidad de comensales que deberá albergar. La más común es la rectangular, pues permite albergar a un mayor número de comensales en menor espacio, también son las más sencillas de hacer extensibles.

Mesa cuadrada

Para espacios muy reducidos, la mesa cuadrada puede ser una solución más acorde si el número de comensales es de cuatro, ya que permite disminuir las dimensiones al máximo. Las mesas redondas favorecen la conversación y la intimidad, ya que todos los comensales se ven el rostro. Una opción poco utilizada, pero que conjuga la amplitud de la mesa rectangular con la calidez de la mesa redonda es la mesa ovalada, que tiene como desventaja el que ocupa una mayor superficie y no combina con cualquier decoración.

Mesa redonda

Es preferible ubicar la mesa cerca de la cocina para disminuir los desplazamientos y si es posible, cerca de una ventana o puerta al patio o terraza para obtener la mayor iluminación natural.

Mesa ovalada

Para elegir la mesa del comedor perfecta, además de los aspectos que mencionamos, debes tener en cuenta que cada comensal necesita por lo menos un espacio de 60 centímetros, de modo que una mesa rectangular para seis personas deberá tener 180 centímetros de largo por 120 centímetros de ancho. La altura ideal para estas mesas ronda los 75 u 80 centímetros, aunque lo mejor es elegirlas de acuerdo a la altura de las sillas.

Mesa de vidrio

Un consejo más, cuando la mesa no esté puesta, coloca sobre ella un delicado centro de mesa, una pieza de arte o una planta natural, pero sin que sea demasiado llamativo.

Decoración de interiores para vivir mejor

Decoración de interiores para vivir mejor

Nuestro hogar es no solo el espacio donde habitamos, también es nuestro refugio, el ambiente que nos protege y reconforta, por eso es imprescindible que sea un lugar que nos haga felices. Tal vez estés pensando que necesitas una residencia lujosa o de enormes dimensiones, pero, aunque eso ayuda, no es suficiente. Con buena luz, orden, armonía y unas bonitas plantas, puedes lograr la decoración de interiores para vivir plenamente.

Una casa llena de objetos que te hagan feliz te hará vivir mejor. Por el contrario, si viven en un sitio que no tiene que ver con tus gustos e intereses, te sentirás deprimida, sin ganas, cansada y no sabrás el motivo.

Para lograr una decoración de interiores para vivir, solo tienes que mirar a tu alrededor y examinar cada habitación para distinguir qué elementos te molestan y qué cambios harías.

Decoración de interiores para vivir mejor

Iluminación natural

La luz natural te provee de energía, favorece el sistema inmunitario, mejora tu ánimo, genera sensación de amplitud y alegra los ambientes. Para aumentar la entrada de luz natural en tu hogar, ubica las zonas diurnas en los espacios más soleados de la casa.

Distribuye los muebles de forma de aprovechar al máximo la luz natural. Los acabados melamínicos y el color blanco reflejarán la luz natural aumentando la luminosidad de las habitaciones. Coloca los muebles altos contra las paredes y los bajos en las zonas centrales para que no impidan el pasaje de la luz. Mamparas y puertas de cristal permiten el pasaje de la luz hacia todo el hogar.

Espacios ordenados

Mantener los espacios ordenados no es solo una cuestión práctica, también contribuyen a generar ambientes armoniosos, relajados y dejan fluir la energía libremente. Los espacios despejados hacen que te sientas bien, los espacios sobrecargados agobian.

Deshazte de todo lo que no necesites, coloca los objetos que más utilizas al alcance de la mano. Procura tener un espacio para cada cosa. Mantén limpias y ordenadas todas las habitaciones, esto hace que el ambiente sea más ligero y fresco. Al sentirte cómoda y a gusto, te verás más relajada, tranquila y feliz.

Decoración de interiores para vivir mejor

Armonía

Crea un espacio donde puedas relajarte a diario. Un rincón limpio y ordenado, donde solo haya objetos de tu agrado. El orden te ayuda a lograr la armonía y la paz interior.

Rodéate de naturaleza

Las plantas purifican el aire y favorecen la salud, además de beneficiar tu estado de ánimo. Adorna tu casa con plantas verdes, flores de estación simplemente con hojas verdes.

Si no tienes un jardín y tampoco puedes cuidar de plantas en macetas. Puedes colocar un jarrón con flores, o un cuenco con hojas frescas. Si vas a colocar macetas con plantas, evita las de hojas con puntas o pinchos, prefiere las de hojas redondas.

Cómo renovar el dormitorio sin cambiar los muebles

Cómo renovar el dormitorio sin cambiar los muebles

El presupuesto no es una excusa válida a la hora de decorar tu dormitorio, ya que puedes aprovechar todos los elementos que tienes y reformarlos para cambiarles completamente el aspecto. Te daremos algunos trucos para que sepas cómo renovar el dormitorio sin cambiar los muebles.

En el caso de este dormitorio, es evidente que necesitaba una renovación urgente. Los muebles estaban despintados, los colores del dormitorio eran deprimentes y la decoración caótica.

Cómo renovar el dormitorio sin cambiar los muebles
Antes
Cómo renovar el dormitorio sin cambiar los muebles
Después

Para comenzar a renovar el dormitorio se cambiaron radicalmente los colores. Las paredes se pintaron de un gris claro, más luminoso que el beige anterior, y en consonancia con los colores de muebles y tapicería. En la pared de cabecera se optó por un papel tapiz negro que otorga personalidad y distinción a la estancia.

Como no se realizó obra, el piso se mantuvo tal cual estaba, pero para disimularlo se utilizaron unas gruesas alfombras negras, a tono con los tejidos de la tapicería.

Los muebles en blanco laqueado adquieren distinción y relevancia, a la vez que aportan luminosidad. El cabezal de la cama se sustituyó por uno capitoneado en blanco, mucho más confortable y elegante.

Las cortinas, al igual que el cobertor, se eligieron en negro, a tono con el papel tapiz de la pared de cabecera.

Tanto la araña como las portátiles, se sustituyeron por otras más modernas al tono. El espejo de la cómoda también se pintó de negro para contrastar con las paredes.

Completando el diseño, se incluyeron algunas fotografías de aviones en blanco y negro, además de algunos objetos decorativos en blanco. El resultado es increíble, un dormitorio suntuoso y acogedor, sin gastar mucho dinero, ni cambiar los muebles.

Pequeño apartamento decorado en blanco

Pequeño apartamento decorado en blanco

Cuando los espacios son pequeños como en este caso, el blanco se impone como recurso para generar una sensación de amplitud. Este pequeño apartamento decorado en blanco tiene una suerficie de apenas 66 metros cuadrados y para darle calidez, el blanco se ha combinado con los colores de la naturaleza.

Para ganar amplitud, el salón se unió con la cocina, ganando en amplitud y luminosidad que hace fluir al espacio. A esto contribuyen notablemente sus altos ventanales.

Pequeño apartamento decorado en blanco
El salón y la cocina están integrados, separados apenas por un desayunador, y al blanco dominante en paredes, techos y mobiliario, se contraponen los pisos de madera para contrarrestar la frialdad del blanco.

En la cocina, una encimera negra y un refrigerador de acero inoxidable otorgan elegancia a la estancia.

Pequeño apartamento decorado en blanco
El despojado dormitorio de líneas sencillas, espacioso e iluminado, se matiza con tonos tierra para darle mayor calidez.

Pequeño apartamento decorado en blanco
A pesar del espacio reducido, no se quiso obviar el recibidor, que gana espacio visualmente con un gran espejo enfrentado a la puerta. También se incluyó un aparador pequeño y un armario con cortinas para colgar abrigos. Todo en blanco, excepto algunos detalles en negro que resaltan y jerarquizan, además del toque verde de una macera con una hiedra. Un aprovechamiento máximo del espacio sin perder elegancia y sobriedad.

Trucos para organizar un living comedor en un espacio complicado

Trucos para organizar un living comedor en un espacio complicado

Muchas veces nos encontramos con que el espacio de nuestra vivienda no es suficiente para crear un comedor y un living separados, por lo que no nos queda más remedio que hacer un living comedor. Pero puede que además, el espacio disponible para estas dos funciones tampoco alcance, entonces debemos recurrir al ingenio. Te mostraremos algunos trucos para organizar un living comedor en un espacio complicado.

Trucos para organizar un living comedor en un espacio complicado

Organización el espacio de living comedor

Uno de los primeros retos que esta habitación planteaba era su forma casi cuadrada, que dificulta la organización del espacio, por lo que optamos por hacer una división imaginaria a la mitad, ya que hemos prescindido de muros, mamparas u otros elementos para separar los ambientes, como forma de economizar espacio.

Ubicamos el comedor a la izquierda adelante y sobre la pared que no tiene ventanas, mientras que el estar lo situamos a la derecha junto a las ventanas y hacia atrás, separados ambos únicamente por el color y diseño de las alfombras. Con esto logramos dar un poco de amplitud al salón, ya que al entrar tenemos el comedor a la izquierda, y a la derecha tenemos un espacio libre antes de llegar a los muebles del living.

Las paredes blancas le dan luminosidad y amplitud, mientras que el papel tapiz blanco, azul y verde le da un toque de alegría y calidez. El mobiliario es mayoritariamente blanco para aumentar la luminosidad, salpicado con algunos toques de verde manzana provenientes de la tapicería.

La zona de estar se dispuso en L para ampliar los espacios y se colocó un sofá a rayas blancas y verde manzana para dar color. Las cortinas y los cojines son también verdes, lo que da colorido y homogeneíza el ambiente.

Trucos para organizar un living comedor en un espacio complicado

Detalles para organizar el living comedor

En un lugar tan pequeño, los espacios de almacenaje son escasos, por lo que decidimos colocar una pequeña librería sin fondo como forma de ganar sitios de almacenaje sin recargar la visual.

El juego de comedor rústico blanco se ubicó junto a la pared para dejar una zona de tránsito libre entre el comedor y el living. Como complemento incluimos un platero de pared para tener la vajilla a mano.

En el living se colocó una mesita de centro rectangular para ocupar menos espacio. También se aprovechó el rincón entre los sofás con una mesita auxiliar.

Decoración de la piscina con un deck a todo confort

Decoración de la piscina con un deck a todo confort

La piscina suele ser uno de los puntos de mayor atracción en una casa, en torno a ella se nuclean durante los meses del verano, toda la familia y los invitados. Por este motivo es importante que cuente con la mayor comodidad posible para posibilitar una permanencia más prolongada en dicho espacio y qué mejor opción que la decoración de la piscina con un deck a todo confort.

El deck aporta a la piscina la belleza y calidez de la madera, a la vez que aumenta el espacio aprovechable, sin agregar demasiadas complicaciones, ya que no necesita casi mantenimiento.

Los decks aportan a la piscina un punto de nexo con el interior de la vivienda, ya que son excelentes como espacio de transición entre exterior e interior, creando un ambiente más relajado y acogedor.

La instalación de un deck en la piscina funciona como una zona de tránsito entre el interior y el exterior, facilitando el paso y absorbiendo el impacto del agua antes que llegue al hogar.

Además, podemos optar por instalar una zona de comidas en el deck para recibir amigos o cocinar al aire libre, integrando de este modo la piscina a la vida familiar, convirtiéndola en un espacio semi-privado, en lugar del tradicional emplazamiento aislado que ha tenido a lo largo del tiempo, hecho que resulta de evitar que el agua de la piscina llegue a la casa y de disponer servicios en el exterior para no utilizar los del interior.

Si las características de la residencia requieren que la piscina esté más alejada de la casa, la decoración de la piscina con un deck puede funcionar como pasarela pergolada para dar cobijo a quienes se trasladan desde el interior hasta la piscina. También puede adoptar formas irregulares para unir la piscina con el hogar y brindar una superficie que sirva como solárium o lugar de encuentro. Las posibilidades son muchas a la hora de la decoración de la piscina y está en nosotros elegir la que más nos convenga.

Comedores en la terraza: delicias al aire libre

Comedores en la terraza

La brisa cálida de la primavera invita a abandonar el salón comedor y disfrutar el aire libre comiendo en la terraza. Un juego de comedor para exterior es un ítem esencial en cualquier patio o terraza, ya que permite aprovechar los días de sol  para desayunar o almorzar sin tener que sacar la mesa del interior. Por la noche, la terraza se puede convertir en un restaurante romántico con una ambientación adecuada. Hay muchos estilos de comedores para la terraza, ya sea que buscas un mobiliario casual o sofisticado. Aquí te presentamos algunos de nuestros sets preferidos.

Los mejores comedores para terrazas

Encanto europeo

Lo que más nos gusta de este comedor de exterior es que parece sacado de una delicada cabaña de campo francesa. Tiene algo de retro, algo de romántico, algo de los tesoros de la abuela, y sobre todo mucha personalidad para ambientar una terraza fresca y distendida. Elige un juego de hierro blanco y combínalo con almohadones mullidos y un mantel floreado para deleitarte con especialidades caseras como si estuvieras en las praderas de Europa.

Sabores de la tierra

Maderas rústicas en tonos terrestres y desgastados nos hacen una invitación a relajarse en esta cocina-comedor de exterior. Un toque siempre efectivo es pintar algunos muebles de un color vibrante, como el turquesa de estas sillas. Simple y encantador.

Al natural

¿Qué hay más descontracturado que la madera en natural? Troncos bien rústicos, como recién cortados, combinan aquí sus matices sin más complemento que el blanco de los almohadones. Un llamado a conectarse con nuestro lado más agreste.

De oriente a occidente

Clásico a simple vista, este elegante comedor nos retrotrae a la mística de la cultura oriental mediante los motivos de inspiración china de sus sillas. Nada mejor que un poco de estilo asiático para crear un ambiente plácido, y nada mejor que un ambiente plácido para un almuerzo en la terraza.

Al rojo vivo

Este tradicional comedor en rojo enamora desde el primer instante. La mesa revestida en cerámica italiana trae un aire muy mediterráneo a cualquier terraza. Nuevamente, los colores intensos sorprenden e incitan a disfrutar del exterior.

Toque gourmet

Un rincón de la terraza puede prestarse para las comidas más sofisticadas. Esta mesita redonda nos recuerda a un fino restaurante gracias a los elegantes textiles y las adorables sillas de líneas clásicas. Unas velas, arreglos florales y una buena vajilla, y ya casi podemos llamar al camarero a traer el menú.

Elegancia tropical

Aunque te encuentres a kilómetros del mar, siempre puedes crear una atmósfera playera en la terraza. Este comedor moderno con detalles tropicales nos transporta a las costas tropicales a través de dos relajantes sillones de cuero blanco y una banqueta de troncos, ideales para disfrutar de un cóctel frutal y unos deliciosos mariscos.

Aura mítica

El mármol es un eterno material de los comedores de exterior. Este juego color tiza ornamentado con ribetes clásicos nos hace sentir en un gran banquete romano. Ideal para el exterior ajardinado de una gran casona de vacaciones.

Curvas vanguardistas

Y si te gusta estar a la vanguardia con diseños puristas y atractivos, sé fiel a tu estética minimalista a través de un comedor simple, curvilíneo, de acero y acetato. Este set nos ha hechizado con su estilo a la vez  moderno y refrescante.

Consejos para diseñar la habitación de huéspedes

Aquí tienes algunos consejos e ideas decorativas para hacer del cuarto de huéspedes un espacio cómodo, en donde nuestros invitados se sientan bienvenidos. La decoración de estas habitaciones tiene que ofrecer la versatilidad para recibir a cualquier tipo de invitado. Antes de comenzar a decorar, piensa en qué te gustaría encontrar en la habitación de un hotel.

No causaremos una buena impresión si ponemos la cama y el colchón más viejo que nos está sobrando en la habitación de huéspedes. Si tu presupuesto no te permite comprar una cama nueva, alcanza con comprar un buen colchón que sea resistente. Teniendo un colchón bien cómodo, podemos colocarlo incluso en el piso.

La ropa de cama, las almohadas, mantas, fundas y sábanas deben ser de buena calidad y estar planchadas para dar un buen aspecto a la habitación. Siempre debes tener un juego de sábanas extra y toallas para que usen los invitados.

Debes procurar que en la habitación haya un espacio para colocar la maleta. Una mesa, un banco o incluso una silla es mejor que nada. A nadie le gusta tener que agacharse para recoger un par de medias. Si tienes una cómoda o mesas de luz con cajones, procura que al menos un par queden vacíos para que el huésped pueda guardar sus objetos personales.

Para colgar la ropa, lo ideal sería tener algún armario con perchas, pero si el espacio o tu presupuesto no te lo permiten, al menos cuelga un perchero de la pared con seis u ocho ganchos.

Evita llenar la habitación de adornos y otros elementos que sobran en la casa y no sabemos dónde colocar. La habitación no transmitirá el mensaje de bienvenida si encima de la cómoda exhibes tu colección de muñecas o llenas el armario con ropa fuera de temporada.

Cuanto más espacio tengamos, más cómodo y acogedor resultará para nuestros huéspedes. Sólo deja los elementos que tengan alguna utilidad, como un reloj y un calendario, y deshazte del resto. Un buen ejercicio es pensar en qué cosas no encontraríamos en un hotel, y sacarlos de allí.

Coloca un sillón, una silla tapizada con una mesa y cerca de la lámpara. Queremos que los invitados tengan una pequeña área para hacer sus tareas, y que no tengan que sentarse en la cama para ello.

La habitación debe tener una buena iluminación, de preferencia el interruptor debe ser accesible desde la cama. Si la iluminación del techo no es suficiente, debemos colocar una lámpara que provea luz suficiente para la lectura. Puede estar cerca del sillón o de la cama. Un espejo con aumento y luz sería un excelente detalle.

Algunas amenidades simples que deberías colocar en la habitación son, un reloj despertador, papel, lapicera, tijeras, cinta adhesiva, un pequeño costurero y un secador de pelo. Si tienes una plancha y tabla de planchar extra puedes colocarla allí. Un teléfono dentro de la habitación agregaría un punto extra al dormitorio.

Por último, para dar privacidad y control de la luz a los invitados, es necesario que coloquemos cortinas. Una buena y sencilla opción es colocar una cortina ciega.

Informalidad veraniega en la terraza

 

La terraza es un sitio para estar cómodos. La distensión, el relax y el bienestar deben materializarse en toda su ambientación, y por eso el estilo informal veraniego es la opción más acertada para decorar la terraza. Simple y descontracturado, el estilo casual es muy sencillo de crear, ya que deja el protagonismo al entorno exterior sin recargar el espacio.

Prepárate para disfrutar las tardes cálidas en el frescor de la terraza, decorándola a tu gusto sin grandes pretensiones. Toma nota de los elementos fundamentales para brindar a terrazas y patios el más descomplicado y atractivo estilo informal.

Simplicidad ante todo

Una terraza informal no requiere grandes detalles ni ornamentos, aunque ello no signifique que no pueda ser muy chic. Olvídate de los muebles rebuscados, las texturas brillosas y las estructuras marmóreas. Mesas, sillones y puffs de líneas básicas, superficies en tonos mate y almohadones en formas elementales serán los indicados para amenizar un terraza de máximo confort.

Confort y más confort

Los asientos de la terraza informal deben invitar al descanso. Reposeras, perezosos y las populares sillas Adirondack de playa o jardín serán las opciones perfectas para una tarde de relajación al atardecer. Puffs clásicos o cuadrados aportarán la distensión total a este estilo. En el caso de los sillones y sillas de jardín, revístelos de abundantes almohadones para hacerlos más deseables y desestructurados. Deja algunas mantas a mano por si sorprende el aire fresco del anochecer.

Evita el exceso de muebles: una mesa redonda para la merienda, una mesita ratona y alguna mesa plegable bastarán para amoblar una terraza de estilo casual. Otra cosa a evitar es la simetría: distribuye los muebles desordenadamente, cámbialos de lugar cuntas veces tengas ganas y deja que reine la despreocupación y la soltura.

Color

Los tonos esenciales del estilo informal son los claros, crudos y naturales, sin demasiados contrastes. El blanco, por supuesto, es el color emblemático del verano, y siempre quedará bien en sillones y muebles. Distintas gamas de color crema recrearán un espacio calmo y relajante. Complementa con toques ocreas, amarronados, verde musgo, amarillo patito o durazno. Unas llamativas flores y frondosas plantas aportarán, además de frescura, un agradable colorido natural a la sutil ambientación.

Materiales ligeros

El calor de la temporada estival llena el guardarropa de telas livianas como el algodón y el lino. También éstos serán los textiles infaltables para tu terraza informal, haciéndose presentes en fundas, almohadones, manteles, servilletas y mantas para tomar sol. El dril, el denim de algodón y el paño fino también son telas aptas para un estilo veraniego. Combina tonos lisos con algunos detalles estampados para dar dinamismo a la ambientación.

Para el mobiliario, elige maderas livianas y claras, así como mimbre y junco. Evita el metal: resulta demasiado denso y urbano para el estilo acogedor de este espacio sin estrés.

Detalles decorativos

Por su carácter básico, el estilo informal es ideal para colocar detalles singulares y toques de personalidad, aunque siempre manteniendo el carácter sencillo y ligero de la ambientación. Velas grandes, candelabros rústicos, cestos con flores y adornos antiguos encontrados en remates y ferias revestirán de encanto tu decoración casual. Ten cuidado de no sobrecargar: debes poder transitar sin problema alguno por el espacio de la terraza.

Para meriendas y cenas muy especiales e informales al aire libre, un simple mantel blanco y vajilla de cerámica minimalista conformarán una mesa muy agradable y complementaria a la disfrutable informalidad de tu terraza veraniega.