Ventajas de la decoración con plantas artificiales

Bolas de césped

Hace relativamente poco tiempo, las plantas artificiales dejaban mucho que desear y tratábamos de evitar a toda costa el ponerlas en nuestro hogar, pero la tecnología ha cambiado y trajo mejoras en la producción, incluso de plantas artificiales. Es sencillo conseguir plantas artificiales que difícilmente podrías diferenciar de las verdaderas, incluso a precios asequibles y hasta más baratas que las naturales.

Aunque nada podrá sustituir jamás a una planta “viva”, hay algunas ventajas de la decoración con plantas artificiales que permiten a quienes no pueden ocuparse de una planta natural o no tienen espacios apropiados para cultivarlas, el tener un poco de verde en su hogar.

6 ventajas de la decoración con plantas artificiales

1. Ahorro: Aún las plantas artificiales más perfectas y costosas resultan más baratas a largo plazo. Tal vez requieran una inversión inicial mayor, pero luego no tendrás que ocuparte de ellas, ni regarlas, ni abonarlas, desparasitarlas, cambiar el sustrato o buscarles una buena ubicación, por lo que terminas ahorrando dinero. Basta con que las ubiques lejos de fuentes lumínicas o del sol directo, para que no envejezcan prematuramente y se vean menos sus imperfecciones. Para su mantenimiento solo debes lavarlas de cuando en cuando, y si quieres que se vean frescas y naturales, pulverízalas con un poco de agua.

Planta costosa

2. Habitaciones oscuras: Es muy difícil mantener una planta viva en el baño, e imposible si no tienes luz natural, lo cual ocurre en la mayoría de los casos. Las plantas artificiales resultan en este caso, la única opción para tener un foco de verde. También las puedes utilizarlas en todo espacio carente de luz natural, como trasteros, habitaciones oscuras o sótanos.

Porta cepillo de dientes de césped

3. Comodidad: Al no requerir mantenimiento, estas plantas no te complicarán la vida y puedes ausentarte de tu hogar tranquilamente sin tener que ocuparte de ellas, por el contrario de lo que ocurre con las plantas naturales que requieren de sistemas de riego, cuidados y que si te ausentas, seguramente morirán luego de una larga agonía.

Bandeja de tunas

4. Diseño: Afortunadamente, la variedad de plantas artificiales de la actualidad, ha alcanzado un grado de perfección y sofisticación que te permite elegir entre un amplio repertorio de plantas comunes y exóticas, todas creadas copiando a la naturaleza con gran fidelidad.

Decoración de interiores con plantas artificiales

5. Madera: La madera es un material muy apreciado en la decoración, y uno de los imprescindibles en el Feng Shui, porque fomenta la energía y creatividad, además de representar el surgimiento de la vida. Puedes encontrar la madera tanto en plantas artificiales como en las plantas secas, que también se utilizan para decorar.

Flores secas

6. Flores eternas: Las plantas florales nos regalan sus flores durante un breve período, pues la floración corresponde a la época de fecundación. En cambio las plantas artificiales no dependen de los ciclos biológicos y exhiben sus coloridas flores durante todo el año.

Flores

Plantas en el salón


No es necesario tener un gran jardín o vivir cerca de un parque para disfrutar la frescura de un espacio verde. Podemos traer la naturaleza a nuestro propio salón, eligiendo las plantas adecuadas para cada temperatura, iluminación y estilo decorativo.

Por su amplitud y la cantidad de aberturas que posee, el salón es el sitio ideal para que las plantas se luzcan, aportando no solo vitalidad decorativa sino también una mejora en la calidad del aire. Si cuentas con un salón amplio, podrás disponer sin problemas plantas grandes y altas, para dar vida a los rincones. Las plantas más pequeñas son perfectas para decorar mesitas, estantes o modulares.

A continuación, te damos algunos consejos para elegir las plantas más adecuadas a las particularidades de tu salón:

–    En salones con poca luz y temperaturas menores a 18 grados es conveniente elegir plantas que se adapten a los climas frescos y sombríos. Las elegantes “cintas” o clorophytum son una óptima elección ya que pueden colocarse en el suelo, en una mesa o de forma colgante, y no requieren demasiado cuidados, siempre que no se las exponga directamente al sol. En los rincones con poca iluminación, también son recomendables el helecho, la fitonia, el caladio o la calatea.

–    Si el aire es más bien seco, no se recomiendan plantas tropicales, ya que precisan constantemente de humedad. En estos casos, son excelentes las plantas crasas, los cactus o el opuntia.

–    Para los salones cálidos y llenos de luminosidad natural, son aconsejables la buganvilla, el geranio o el hibisco, pues necesitan luz directa del sol. Colócalos cerca de la ventana para que reciban toda la luz de la mañana, y tendrás preciosas flores para colorear tu salón.

–    Para que la planta se adapte a su sitio y crezca con vigor, es importante no estar cambiándola de sitio frecuentemente.

–    Mantén las plantas alejadas de las estufas y otras fuentes de calor. También hay que tener precaución con las corrientes de aire, las cuales pueden secar nuestras plantas.

–    Las flores son un elemento excepcional para dar color y alegría a los ambientes. Pero ten cuidado con los excesos: una mezcla abusiva de colores vivos puede llegar a saturar. Es mejor combinar las flores con los colores predominantes de la decoración, para mantener la elegancia del salón. No ocurre lo mismo con las plantas solamente verdes, ya que la combinación de diferentes tonalidades verdosas genera una ambientación calma y relajante.

–    Es fundamental elegir una bonita maceta, acorde al estilo del mobiliario del salón.