Luces y sombras de la estufa a leña

El fuego chispeante e inigualable de la estufa a leña brinda a la casa no solo calor (en términos térmicos) sino calidez  (en términos de decoración y ambiente). Con una estufa a leña, toda casa se transforma en un hogar: no en vano la palabra “hogar” deriva, en sus raíces etimológicas, de la palabra “fuego”, ya que desde tiempos inmemoriales la familia entera se reunía alrededor de las llamas para calentarse, realizar rituales y preparar la comida.

Esta práctica aún se continúa hasta nuestros días, en esas tardes de invierno en que toda la familia se congrega en la sala de estar para disfrutar del calor reconfortante de las leñas ardiendo.

Sin embargo, no todos los espacios son aptos para la instalación de las estufas o chimeneas, puesto que, así como numerosas ventajas, estos elementos presentan algunos aspectos no del todo positivos. Veremos los pros y contras de esta tradicional construcción, cuyo particular ha superado las barreras del tiempo pese a los avances tecnológicos que proponen formas más prácticas de calefacción.

Ventajas

Rentabilidad: Al funcionar solamente a leña, las chimeneas son un método de calefacción económico y en base a fuentes renovables, que permite un considerable ahorro de energía eléctrica en el hogar.

Elegancia: Desde las más majestuosas hasta las pequeñas salamandras, las estufas a leña dan un tono muy acogedor y elegante a la decoración, siempre que su estilo se adapte al de toda la ambientación. La gama de estufas a elegir es amplia: campestres, modernas, vanguardistas, sobrias… De seguro encontrarás un diseño para el espacio que desees climatizar.

Utilidad: Las brasas de la estufa son una óptima opción para cocinar alimentos a la parrilla, aprovechando el fuego no solo para la calefacción. De esta manera se ahorra el gas y electricidad de la cocina.

Desventajas

Espacio: Para instalar una estufa a leña debe disponerse de un espacio amplio (idealmente el living, comedor o barbacoa) y con buena circulación de aire. Los dormitorios (excepto los de grandes dimensiones) y habitaciones pequeñas, por obvias razones de peligro de incendio, no son aptos para albergar una cimenea. También debe tenerse en cuenta el espacio requerido para almacenar la leña.

Movilidad: Recuerda que la estufa a leña es inamovible, por lo que antes de instalarla hay que pensar bien su ubicación. De esta localización dependerá, en gran parte, la disposición del mobiliario de la habitación. Es importante instalar la estufa en un sitio lejos de muros o pisos inflamables.

Mantención: Se recomienda realizar una total mantención de la estufa una vez al año, al comenzar la temporada fría. Por lo tanto, para que la estufa funcione sin riesgos y en óptimas condiciones, es necesario tomarse un tiempo para su revisión y mantenimiento.

 

El lugar más acogedor de todo hogar: la estufa

El lugar más acogedor de todo hogar: la estufa

Es probable que la mejora más notoria que puedan hacer en su casa es colocar una estufa a leña si no la tienen todavía. Ya sea en el interior o exterior, una estufa puede agregar una cuota de lujo y confort, donde se pueden reunir familiares y amigos. Sin embargo, el tipo de estufa que elijan dependerá ampliamente en las características que estén buscando.

Si ya tienen una estufa, decorarla puede hacer también una gran diferencia. Si todavía no tienen una estufa, y el objetivo más que nada es colocar algo atractivo en su casa, pero viven en zonas donde hay algunas restricciones. En ese caso, deben considerar las estufas eléctricas o a gas. Ambos tipos funcionan bien con la mayoría de las limitaciones que pueden existir. A la vez, dan grandes cantidades de calor y le dan a su hogar el estilo clásico de una estufa tradicional. Generalmente son fáciles de instalar, y son bastante más limpias y fáciles de manejar que el resto.

También pueden crear un área central en el patio de su casa o jardín, por poco dinero. Hay opciones para todas las posibilidades económicas, por lo que busquen la que más se adecue con sus necesidades.

Obviamente que las estufas de exteriores, por la razón lógica de estar afuera, no van a causar el mismo efecto ni serán tan eficientes como las estufas en el interior del hogar. Sin embargo, también dan su cuota de calor, para que puedan pasar un tiempo afuera mirando las estrellas.

Para finalizar, se recomienda siempre tener en cuenta que hay que tener en claro de antemano cuales son los objetivos. Si establecen una idea clara de lo que desean que tenga una estufa para satisfacer sus necesidades, entonces la elección luego será mucho más fácil.