Decoración del hogar con velas

Eternas, decorativas y cálidas, las velas son elementos ornamentales que nunca pasan de moda y que siempre dan un toque acogedor y romántico a tus espacios.

Especialmente indicadas para la decoración invernal, las velas se adaptan a cualquier estación o ambiente, ya sea la sala, el dormitorio, el baño o la cocina. Tienes una amplia gama de formas, colores, modelos y características para escoger.

Dónde ubicar las velas

Mesas de café

Las mesas ratonas o de café sin adornos carecen de vida. Crea un centro de mesa vistoso con distintos tipos y tamaños de velas montados sobre una bandeja, combina las velas con flores secas y tendrás un punto de atención poderoso y relajante a la vez que te sirve como fuente de iluminación tenue para crear una atmósfera afable para el romance o la conversación.

Lámparas con velas

Utiliza diferentes lámparas con velas para decorar tu hogar. Son vistosas y generan una sensación plácida de conexión con el pasado. Si las acompañas con algún adorno antiguo podrás crear un rinconcito histórico y aportar mucha personalidad al ambiente.

Decora las paredes con velas

Coloca candelabros de pared que combinen con tu decoración y lograrás un efecto lumínico misterioso y elegante que resaltará las habitaciones.

Consejos para el uso de velas en la decoración

La decoración con velas es muy atractiva, pero la estética no puede primar sobre la seguridad, por lo de debes respetar algunas reglas de seguridad antes de pensar en decorar tu hogar con velas.

Siempre coloca las velas encendidas fuera del alcance de los niños y de los objetos inflamables. No dejes que las velas se consuman totalmente, podría encenderse la cera y ocasionar un incendio. Siempre utiliza un soporte apropiado para encender las velas.

Entre la casi infinita variedad de velas, elige las que mejor vayan con tu decoración. No te quedes con una vela porque es bonita si luego desentonará con su entorno. Hay una gran variedad, seguro que alguna va mejor con tu hogar.

Las velas perfumadas son una excelente opción para perfumar tu hogar y también para eliminar malos olores. Además puedes generar estados de ánimo agradables si eliges la fragancia correcta.

No hay límites para decorar con velas, simplemente debes imaginar el espacio que deseas lograr y conseguir las velas apropiadas.

Ventajas de la decoración con plantas artificiales

Bolas de césped

Hace relativamente poco tiempo, las plantas artificiales dejaban mucho que desear y tratábamos de evitar a toda costa el ponerlas en nuestro hogar, pero la tecnología ha cambiado y trajo mejoras en la producción, incluso de plantas artificiales. Es sencillo conseguir plantas artificiales que difícilmente podrías diferenciar de las verdaderas, incluso a precios asequibles y hasta más baratas que las naturales.

Aunque nada podrá sustituir jamás a una planta “viva”, hay algunas ventajas de la decoración con plantas artificiales que permiten a quienes no pueden ocuparse de una planta natural o no tienen espacios apropiados para cultivarlas, el tener un poco de verde en su hogar.

6 ventajas de la decoración con plantas artificiales

1. Ahorro: Aún las plantas artificiales más perfectas y costosas resultan más baratas a largo plazo. Tal vez requieran una inversión inicial mayor, pero luego no tendrás que ocuparte de ellas, ni regarlas, ni abonarlas, desparasitarlas, cambiar el sustrato o buscarles una buena ubicación, por lo que terminas ahorrando dinero. Basta con que las ubiques lejos de fuentes lumínicas o del sol directo, para que no envejezcan prematuramente y se vean menos sus imperfecciones. Para su mantenimiento solo debes lavarlas de cuando en cuando, y si quieres que se vean frescas y naturales, pulverízalas con un poco de agua.

Planta costosa

2. Habitaciones oscuras: Es muy difícil mantener una planta viva en el baño, e imposible si no tienes luz natural, lo cual ocurre en la mayoría de los casos. Las plantas artificiales resultan en este caso, la única opción para tener un foco de verde. También las puedes utilizarlas en todo espacio carente de luz natural, como trasteros, habitaciones oscuras o sótanos.

Porta cepillo de dientes de césped

3. Comodidad: Al no requerir mantenimiento, estas plantas no te complicarán la vida y puedes ausentarte de tu hogar tranquilamente sin tener que ocuparte de ellas, por el contrario de lo que ocurre con las plantas naturales que requieren de sistemas de riego, cuidados y que si te ausentas, seguramente morirán luego de una larga agonía.

Bandeja de tunas

4. Diseño: Afortunadamente, la variedad de plantas artificiales de la actualidad, ha alcanzado un grado de perfección y sofisticación que te permite elegir entre un amplio repertorio de plantas comunes y exóticas, todas creadas copiando a la naturaleza con gran fidelidad.

Decoración de interiores con plantas artificiales

5. Madera: La madera es un material muy apreciado en la decoración, y uno de los imprescindibles en el Feng Shui, porque fomenta la energía y creatividad, además de representar el surgimiento de la vida. Puedes encontrar la madera tanto en plantas artificiales como en las plantas secas, que también se utilizan para decorar.

Flores secas

6. Flores eternas: Las plantas florales nos regalan sus flores durante un breve período, pues la floración corresponde a la época de fecundación. En cambio las plantas artificiales no dependen de los ciclos biológicos y exhiben sus coloridas flores durante todo el año.

Flores

Decoración de interiores para vivir mejor

Decoración de interiores para vivir mejor

Nuestro hogar es no solo el espacio donde habitamos, también es nuestro refugio, el ambiente que nos protege y reconforta, por eso es imprescindible que sea un lugar que nos haga felices. Tal vez estés pensando que necesitas una residencia lujosa o de enormes dimensiones, pero, aunque eso ayuda, no es suficiente. Con buena luz, orden, armonía y unas bonitas plantas, puedes lograr la decoración de interiores para vivir plenamente.

Una casa llena de objetos que te hagan feliz te hará vivir mejor. Por el contrario, si viven en un sitio que no tiene que ver con tus gustos e intereses, te sentirás deprimida, sin ganas, cansada y no sabrás el motivo.

Para lograr una decoración de interiores para vivir, solo tienes que mirar a tu alrededor y examinar cada habitación para distinguir qué elementos te molestan y qué cambios harías.

Decoración de interiores para vivir mejor

Iluminación natural

La luz natural te provee de energía, favorece el sistema inmunitario, mejora tu ánimo, genera sensación de amplitud y alegra los ambientes. Para aumentar la entrada de luz natural en tu hogar, ubica las zonas diurnas en los espacios más soleados de la casa.

Distribuye los muebles de forma de aprovechar al máximo la luz natural. Los acabados melamínicos y el color blanco reflejarán la luz natural aumentando la luminosidad de las habitaciones. Coloca los muebles altos contra las paredes y los bajos en las zonas centrales para que no impidan el pasaje de la luz. Mamparas y puertas de cristal permiten el pasaje de la luz hacia todo el hogar.

Espacios ordenados

Mantener los espacios ordenados no es solo una cuestión práctica, también contribuyen a generar ambientes armoniosos, relajados y dejan fluir la energía libremente. Los espacios despejados hacen que te sientas bien, los espacios sobrecargados agobian.

Deshazte de todo lo que no necesites, coloca los objetos que más utilizas al alcance de la mano. Procura tener un espacio para cada cosa. Mantén limpias y ordenadas todas las habitaciones, esto hace que el ambiente sea más ligero y fresco. Al sentirte cómoda y a gusto, te verás más relajada, tranquila y feliz.

Decoración de interiores para vivir mejor

Armonía

Crea un espacio donde puedas relajarte a diario. Un rincón limpio y ordenado, donde solo haya objetos de tu agrado. El orden te ayuda a lograr la armonía y la paz interior.

Rodéate de naturaleza

Las plantas purifican el aire y favorecen la salud, además de beneficiar tu estado de ánimo. Adorna tu casa con plantas verdes, flores de estación simplemente con hojas verdes.

Si no tienes un jardín y tampoco puedes cuidar de plantas en macetas. Puedes colocar un jarrón con flores, o un cuenco con hojas frescas. Si vas a colocar macetas con plantas, evita las de hojas con puntas o pinchos, prefiere las de hojas redondas.

Diez accesorios para un estilo rústico

Si tu casa es de estilo clásico o casual, puedes imprimirle unos toques de calidez hogareña a través de algunos sencillos accesorios de estilo rústico. Cualquier espacio del hogar será apto para colocar estos adornos campestres, que  traerán toda la calma de un refugio campestre a tus ambientes de ciudad.

1. Vasija antigua

 

La superficie desgastada de esta vasija de cobre revela el encanto inigualable de su antigüedad. Solas o con unas bonitas flores silvestres, las vasijas añejas son un complemento rústico ideal si lo que se desea es mantener la elegancia de la ambientación.

2. A la luz de las velas

La tenue luz de las velas nos recuerda a las apartadas casas de campo, sin iluminación eléctrica. Unas grandes velas en tonos neutros  y de superficie esponjada darán una calidez rústica muy intimista a la sala o habitación. Combina distintas formas y formatos para lograr una decoración variada sobre mesitas y modulares.

3. A la luz del candil

Y si hablamos de iluminación campestre, los candiles, artefactos extintos en la ciudad, enseguida recrearán un clima rústico de matices hogareños.

4. Toques orientales

Las flores son un símbolo de la vida de campo, pero también es un elemento central en la iconología de Oriente. Este pequeño y desgastado mueble pintado con flores chinas integra una singular combinación entre estilo rústico y  oriental, que cautivará la atención en cualquier ambiente.

5. La rueda del tiempo

Las remotas ruedas de carreta son, más que un accesorio decorativo, un símbolo de la vida campestre, que puedes traer a tu salón o patio para despertar al instante la sensación de estar inmersos en un universo rústico.

6. Descanso artesanal

Unos almohadones forrados con tejidos artesanales de lana natural dan la nota perfecta a cualquier living o terraza, haciéndolo mucho más acogedor y confortable.

7. A la hora del té

Nada mejor que un buen desayuno o merienda campestre para cargarse de energías y continuar el día. Tampoco hay nada mejor que un juego de té rústico y simple, en cerámica artesanal y tonos crudos, para llenar el comedor o cocina de un cálido tinte campesino.

8. Embotellamiento floral

Una colección de botellitas de vidrio (de licores, leche, vino o hasta remedios) puede transformarse en un pintoresco florero para aportar aroma y frescura rústica a dormitorios, cocinas, salas e incluso baños.

9. Manteles de rafia

La mantelería es un rubro excepcional para desplegar el estilo rústico, siempre vinculado a la buena comida casera. Estos mantelitos individuales de rafia son tan sencillos como encantadores, y sirven no solo para poner la mesa sino también para adornar muebles, mesadas y mesitas ratonas

10. Papeleras con estilo

En mínimos detalles como una papelera se puede integrar ese toque rústico que le faltaba al escritorio o habitación. Estas papeleras en madera oscura, con ornamentos geométricos, combinan funcionalidad y rusticidad de una forma elegante y llamativa.

 

Luces y sombras de la estufa a leña

El fuego chispeante e inigualable de la estufa a leña brinda a la casa no solo calor (en términos térmicos) sino calidez  (en términos de decoración y ambiente). Con una estufa a leña, toda casa se transforma en un hogar: no en vano la palabra “hogar” deriva, en sus raíces etimológicas, de la palabra “fuego”, ya que desde tiempos inmemoriales la familia entera se reunía alrededor de las llamas para calentarse, realizar rituales y preparar la comida.

Esta práctica aún se continúa hasta nuestros días, en esas tardes de invierno en que toda la familia se congrega en la sala de estar para disfrutar del calor reconfortante de las leñas ardiendo.

Sin embargo, no todos los espacios son aptos para la instalación de las estufas o chimeneas, puesto que, así como numerosas ventajas, estos elementos presentan algunos aspectos no del todo positivos. Veremos los pros y contras de esta tradicional construcción, cuyo particular ha superado las barreras del tiempo pese a los avances tecnológicos que proponen formas más prácticas de calefacción.

Ventajas

Rentabilidad: Al funcionar solamente a leña, las chimeneas son un método de calefacción económico y en base a fuentes renovables, que permite un considerable ahorro de energía eléctrica en el hogar.

Elegancia: Desde las más majestuosas hasta las pequeñas salamandras, las estufas a leña dan un tono muy acogedor y elegante a la decoración, siempre que su estilo se adapte al de toda la ambientación. La gama de estufas a elegir es amplia: campestres, modernas, vanguardistas, sobrias… De seguro encontrarás un diseño para el espacio que desees climatizar.

Utilidad: Las brasas de la estufa son una óptima opción para cocinar alimentos a la parrilla, aprovechando el fuego no solo para la calefacción. De esta manera se ahorra el gas y electricidad de la cocina.

Desventajas

Espacio: Para instalar una estufa a leña debe disponerse de un espacio amplio (idealmente el living, comedor o barbacoa) y con buena circulación de aire. Los dormitorios (excepto los de grandes dimensiones) y habitaciones pequeñas, por obvias razones de peligro de incendio, no son aptos para albergar una cimenea. También debe tenerse en cuenta el espacio requerido para almacenar la leña.

Movilidad: Recuerda que la estufa a leña es inamovible, por lo que antes de instalarla hay que pensar bien su ubicación. De esta localización dependerá, en gran parte, la disposición del mobiliario de la habitación. Es importante instalar la estufa en un sitio lejos de muros o pisos inflamables.

Mantención: Se recomienda realizar una total mantención de la estufa una vez al año, al comenzar la temporada fría. Por lo tanto, para que la estufa funcione sin riesgos y en óptimas condiciones, es necesario tomarse un tiempo para su revisión y mantenimiento.

 

El jarrón chino, un adorno que no pasa de moda

Los jarrones de porcelana son un clásico elemento decorativo, que suele heredarse de generación a generación. De pequeños hemos escuchado incontables advertencias sobre la fragilidad del valioso jarrón de la abuela. En las casas de antigüedades estos objetos decorativos detentan un espacio protagónico.

Pero pocos fabricantes de jarrones han logrado adornos tan delicados y sofisticados como los artesanos chinos. Y es que la misma porcelana es una de las grandes invenciones de la Cultura China, lujoso material ornamental desde tiempos milenarios. De apariencia firme y frágil esencia, la porcelana china es un material inigualable a la hora de dar delicadeza y suntuosidad al ambiente.

Con o sin flores, los jarrones chinos son un tradicional accesorio decorativo para infundir de aire señorial a cualquier recibidor, sala de estar o dormitorio. Por su delicadeza, es conveniente colocarlos en el resguardo de un mueble, antes que sobre una mesita.

Milenios de tradición concentrados en un jarrón

Si la fina porcelana es un atributo especial del jarrón chino, también lo son los dibujos decorativos que lo recubren. Los jarrones artesanales están pintados a mano con diseños llenos de arte y color. Las formas mitológicas de Oriente y los floridos jardines de esas tierras son los motivos preferidos para decorar los jarrones. Por ello, se trata de elementos inigualables para decorar una sala con estilo oriental, sobre todo si se trata de una habitación destinada a la meditación y relajación.

Para la cultura china, los jarrones simbolizan mucho más que un mero accesorio decorativo, teniendo una relevante función ritual y energética. No solo se les utilizaba para guardar fragancias, licores, escritos e incluso las cenizas de los difuntos, sino que  también se consideraba que, cuando vacíos, atesoraban la energía de quienes los contemplaban, logrando mayor magnificencia.

En la actualidad, los jarrones representan un lugar destacado en el sistema del Feng Shui, en tanto se considera que aumentan el Chi positivo del lugar. Por esta razón, los jarrones deben colocarse en puntos bien visibles, recibiendo a quienes ingresan a la habitación o casa. Lo ideal es que el diseño del jarrón contenga tanto los colores del yang (rojo, verde, anaranjado, marrón, amarillo, dorado) como los del ying (blanco, negro, azul, celeste, violeta), prevaleciendo la energía yang.

Almohadones con estilo

Ya sea para vestir la cama, dar vida a los sillones y sofás o amenizar una terraza, los almohadones son un cómplice infaltable en toda decoración. Además de invitar al descanso y la comodidad, los almohadones, en la inmensa gama de colores, formas y tamaños que ofrecen (y que podemos confeccionar nosotros mismos), son un complemento perfecto para cualquier ambientación, dando una gran toque de estilo al mobiliario más sencillo.

Solo es necesario combinar las texturas de las telas en las mismas tonalidades, o bien diferentes colores en la misma tela.  Desde cojines pequeños hasta grandes almohadones de suelo, las opciones son inagotables y cada vez apuestan más por diseños innovadores que abandonan lo clásico para lograr decoraciones vanguardistas y atractivas.

Conoce las últimas novedades de diseño en materia de almohadones, para renovar la decoración de tu dormitorio, living, salón o patio.

Romántico

Unos grandes floripones dan el toque romántico a estos elegantes almohadones, que realzan las líneas clásicas de cualquier sala de estar. Si bien el rojo  magnifica el esplendor de estos almohadones, también puedes optar por otros colores vivos: violeta, anaranjado, azul eléctrico o amarillo.

Fantasía que envuelve

El tul envolvente y la cuenta brillante en el centro dan a este almohadón un encanto de cuento de hadas, ideal para ambientar un dormitorio de niña con aire sofisticado y muy femenino.

Rústicos

Para dar un clima muy acogedor a la sala de estar o la terraza, estos rústicos pufs tejidos en crochet son un accesorio ideal, que aportará mucho color y comodidad al ambiente. Los almohadones rústicos artesanales han marcado tendencia en los últimos meses, acompañados de mantas y alfombras en el mismo estilo, para realzar muebles sencillos y campestres. La casa de campo o de playa se verá beneficiada de estos confortables pufs.

Colección de cojines

Una tendencia muy elegante para decorar la cama y hacerla más mullida y disfrutable es colocar sobre el cobertor una colección de almohadones y cojines en el mismo tono, intercalando texturas, formas y motivos. Los almohadones más grandes se colocan en la cabecera de la cama, y los más pequeños al final, dando la sensación de que un alud de cojines nos espera para descansar.

Texturados

Las cintas de seda en zig-zag que conforman el forro de estos almohadones les dan una vitalidad capaz de transformar un clásico ambiente en una atmósfera eléctrica y vanguardista.

Almohadones con arte

Más que un objeto decorativo, este almohadón es una verdadera pieza de arte, inspirada en el Art-Nouveau de principios del siglo veinte. Sofisticación y estilo retro se conjugan en estos cautivantes almohadones, que deben colocarse solos o en compañía de cojines lisos, para focalizar toda la atención en sus atractivas figuras.

Rebeldes

Fantásticos para un dormitorio juvenil o un piso de soltero, estos almohadones decorados con coloridos pins dan un toque funk y rebelde al más tradicional de los sillones.

Pop art

Estos sencillos cojines tienen todo su estilo en la impresión de la tela, basada en las figuras típicas del pop art. El particular estilo y colorido que presentan los convierte en una apuesta vintage y vanguardista a la vez, para un dormitorio o living alternativo.

Pompones

¿Hay algo más acogedor que unos pompones de lana para crear un ambiente cálido y de confort? En estos originales cojines, la lana aporta la suavidad necesaria para que todo sillón se convierta en un refugio de descanso. Se trata de una divertida opción para el dormitorio infantil, aunque no deja de ser elegante para una sala de estar.

Velas de San Valentín

La celebración de San Valentín es una ocasión perfecta para una velada de enamorados, en la que no pueden faltar las clásicas velas. Con este versátil accesorio, no solo decorarás la sala, el comedor o el dormitorio, sino que ambientarás cualquier espacio creando un clima íntimo y mágico para el romance.

Puedes hacer tus propias velas artesanales, mezclando los infaltables tonos rojos, blancos y rosas que identifican el Día de San Valentín. También puedes reciclar velas viejas, decorándolas con láminas de parafina en forma de corazón o flores. Si prefieres salir de compras, la gama de opciones en velas románticas es inmensa. Te mostramos algunas sugerencias para elegir las velas más bonitas con las que iluminar este día de los enamorados.

Líneas clásicas

Rojo y blanco es la combinación por excelencia de San Valentín. Integrando velas lisas en estos colores, de distintos tamaños y formas, lograrás un estilo muy romántico y elegante, sin caer en excesos. En tanto lo clásico no pasa de moda, estas velas son usables en cualquier otra ocasión.

Pétalos de rosa

Un clásico portavelas en color natural se puede convertir en un romántico ambientador con solo agregar unos pétalos rojos. Con ello obtendrás un colorido interesante y sensual, además de una suave fragancia.

Simple y sensual

Cubriendo un portavelas de cristal con una sugerente cinta de encaje, se logra una cálida iluminación y un delicado y nostálgico adorno.

A pedir de boca

Funkies y divertidas, estas velas con forma de boca son ideales para dar un tono vanguardista y muy sexy a tu decoración.

Encanto de época

La cera derramada de estas velas hace que parezcan  consumidas por el tiempo, dando un aire de época muy romántico a la mesa de San Valentín.

Velas al agua

Las velas planas y flotantes en un recipiente de cristal son un complemento ideal para decorar el baño. Colócalas alrededor de la bañera o en los estantes. ¡Ningún rincón de la casa puede quedar fuera de la decoración de San Valentín!

 

Plantas en el salón


No es necesario tener un gran jardín o vivir cerca de un parque para disfrutar la frescura de un espacio verde. Podemos traer la naturaleza a nuestro propio salón, eligiendo las plantas adecuadas para cada temperatura, iluminación y estilo decorativo.

Por su amplitud y la cantidad de aberturas que posee, el salón es el sitio ideal para que las plantas se luzcan, aportando no solo vitalidad decorativa sino también una mejora en la calidad del aire. Si cuentas con un salón amplio, podrás disponer sin problemas plantas grandes y altas, para dar vida a los rincones. Las plantas más pequeñas son perfectas para decorar mesitas, estantes o modulares.

A continuación, te damos algunos consejos para elegir las plantas más adecuadas a las particularidades de tu salón:

–    En salones con poca luz y temperaturas menores a 18 grados es conveniente elegir plantas que se adapten a los climas frescos y sombríos. Las elegantes “cintas” o clorophytum son una óptima elección ya que pueden colocarse en el suelo, en una mesa o de forma colgante, y no requieren demasiado cuidados, siempre que no se las exponga directamente al sol. En los rincones con poca iluminación, también son recomendables el helecho, la fitonia, el caladio o la calatea.

–    Si el aire es más bien seco, no se recomiendan plantas tropicales, ya que precisan constantemente de humedad. En estos casos, son excelentes las plantas crasas, los cactus o el opuntia.

–    Para los salones cálidos y llenos de luminosidad natural, son aconsejables la buganvilla, el geranio o el hibisco, pues necesitan luz directa del sol. Colócalos cerca de la ventana para que reciban toda la luz de la mañana, y tendrás preciosas flores para colorear tu salón.

–    Para que la planta se adapte a su sitio y crezca con vigor, es importante no estar cambiándola de sitio frecuentemente.

–    Mantén las plantas alejadas de las estufas y otras fuentes de calor. También hay que tener precaución con las corrientes de aire, las cuales pueden secar nuestras plantas.

–    Las flores son un elemento excepcional para dar color y alegría a los ambientes. Pero ten cuidado con los excesos: una mezcla abusiva de colores vivos puede llegar a saturar. Es mejor combinar las flores con los colores predominantes de la decoración, para mantener la elegancia del salón. No ocurre lo mismo con las plantas solamente verdes, ya que la combinación de diferentes tonalidades verdosas genera una ambientación calma y relajante.

–    Es fundamental elegir una bonita maceta, acorde al estilo del mobiliario del salón.

Trucos para renovar los rincones del hogar

trucos-para-renovar-los-rincones-para-el-hogar

Cuando renovamos la decoración del hogar podemos encontrarnos con que tenemos rincones o espacios pequeños que se nos pasan por alto o que no sabemos cómo manejar. Para vestir y dotar de utilidad a estos rincones podemos recurrir a una serie de estrategias decorativas básicas. Estos trucos también nos servirán para renovar las estancias sin necesidad de redecorarlas.

Algunos trucos para renovar los rincones del hogar:

• Crear un rincón de lectura: siempre que el espacio disponible lo permita, dejaremos un pequeño rincón junto a una ventana o zona bien iluminada, para utilizarlo como espacio de lectura, basta con que podamos ubicar un sillón, una mesita y una lámpara.

• Asientos en las esquinas: estos muebles esquineros nos aseguran un número importante de asientos. También pueden servir para delimitar zonas y distribuir las áreas del salón.

• Una forma rápida de cambiar el aspecto del dormitorio es cambiar las fundas de las almohadas. Emplearemos colores vivos y diseños que rompan la rutina.

• Una librería fácil y multiuso: utilizaremos una escalera de tijera de aluminio, la cual apoyaremos en la pared junto al rincón de lectura, para colocarle estantes para guardar los libros de uso cotidiano.

• Recuerdos familiares enmarcados: enmarcaremos los dibujos de los chicos, fotografías familiares con marcos llamativos y las ordenaremos en un sitio especial de la sala, el recibidor o el pasillo.

• Un reloj de cocina: un reloj de cocina muy colorido o de diseño original es ideal para renovar el aspecto de nuestra cocina.

• Acomodar los utensilios de cocina en jarras de porcelana sobre la encimera es un detalle atractivo que renueva el aspecto de la cocina sin hacer ningún cambio.

• Tiradores nuevos para las puertas: nuestros muebles pueden verse renovados con solo cambiar los tiradores de puertas y cajones, por unos tiradores nuevos muy llamativos.

• Paredes blancas monótonas: cuando tenemos una habitación anodina con las paredes pintadas de blanco, podemos darle un poco de vida pintando las puertas de un placar de algún tono vivo.

• Un rincón perfumado: en un rincón del lavabo o un rincón libre del baño, pueden servir para colocar un recipiente de cristal con jabones de tocador envueltos en tul, que funcionará como un perfumador.

• Sofá deslucido: para darle vida a nuestro viejo sofá, colocaremos unos cuantos cojines coloridos con diseños llamativos, por ejemplo diseños orientales bordados.

• Cama sofisticada: para darle un toque exótico a la cama, colgaremos un gancho o barra en el techo, justo sobre la cabecera de la cama y de él colgaremos una tela liviana (tul, gasa, seda) que caiga a los lados de la cama. Ataremos ambos lados con cinta metalizada.

• Reemplazar los electrodomésticos: para dar un toque de color a la cocina, podemos sustituir los electrodomésticos viejos por otros de colore rojo, azul o de otro color similar.

• Para renovar una librería vieja, podemos pintar los estantes con colores estridentes, todos diferentes.

• Cestos para todo: para guardar las revistas, periódicos o el tejido, podemos colocar un cesto alto junto al sofá.

• Cenefas de papel: estas cenefas son ideales para realzar las paredes. También podemos utilizarlas para decorar las puertas de placares.