Básicos del hogar: tipos de cortinas

Básicos del hogar: tipos de cortinas

Escrito por : fabiana
1 julio 2011

 

Aunque puedan parecer un detalle menor, las cortinas tienen un peso fundamental en la decoración de cualquier habitación, ya que dan el tono final al ambiente y determinan la iluminación natural, aspecto esencial de toda ambientación.

Generalmente, la elección de las cortinas se realiza en la etapa final del proceso de decoración, una vez determinado el tipo de ventana y el mobiliario de la habitación. El color de los tapizados y las paredes, el estilo de los adornos y las dimensiones espaciales son elementos definitorios del tipo de cortina que elegiremos.

Pero antes de pasar a detalles más puntuales –si bien sumamente centrales- como el color o la textura, es importante conocer las diferentes clases de cortinas existentes, entre las cuales elegir la más adecuada para las características de tu habitación.

Cortinas barrales

Adaptables a casi todos los tipos de ventana, las cortinas barrales son las más clásicas y utilizadas, ya que son sencillas de instalar y puede optarse por una gran variedad de materiales para la barra: madera, patinados, hierro y hasta plástico.  Es importante tener en cuenta los complementos de las cortinas barrales, como las terminaciones o las argollas, aunque estas últimas pueden sustituirse por tiritas hechas de la propia tela de la cortina.

Cortinas romanas

Por su capacidad para bloquear y desbloquear la luz del sol, estas cortinas son muy empleadas en los dormitorios. Su sistema está compuesto por una tela lisa y unas varitas que la mantienen firme, para que pueda enrollarse y desenrollarse sin dificultades mediante un cordón. Se recomiendan para ventanas fijas o movedizas, ya que son incómodas para aquellas que se abre hacia adentro.

Cortinas de enrollar

Al igual que las romanas, se suben y se bajan, pero están confeccionadas en vinilo o madera, enrollándose en torno a un pasador a través de un sistema de muelle. Sus dimensiones son iguales a las de la ventana, permitiendo un total bloqueo de la luz.

Cortinas de rieles

Si no cuentas con demasiado espacio entre la ventana y el techo para colocar un barral, puedes optar por un sistema de rieles, en el que se sujeta la cortina con guías deslizantes y ganchos pequeños de plástico o metal.

Visillos

Confeccionados en telas finas y livianas, son cortinas que dejan pasar gran cantidad de luz, generalmente de escasa extensión. Frecuentemente son aplicables a ventanas pequeñas. En caso de mayor longitud, suele utilizarse un sistema de rieles para abrirlas y cerrarlas de forma horizontal mediante un cordón. Es común colocar un visillo debajo de la cortina de color, para regular el paso de luz y dar aspecto elegante a la ventana.



Comentarios(0):

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.




Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen

Recomendamos los siguientes contenidos de