Almohadones con estilo

Ya sea para vestir la cama, dar vida a los sillones y sofás o amenizar una terraza, los almohadones son un cómplice infaltable en toda decoración. Además de invitar al descanso y la comodidad, los almohadones, en la inmensa gama de colores, formas y tamaños que ofrecen (y que podemos confeccionar nosotros mismos), son un complemento perfecto para cualquier ambientación, dando una gran toque de estilo al mobiliario más sencillo.

Solo es necesario combinar las texturas de las telas en las mismas tonalidades, o bien diferentes colores en la misma tela.  Desde cojines pequeños hasta grandes almohadones de suelo, las opciones son inagotables y cada vez apuestan más por diseños innovadores que abandonan lo clásico para lograr decoraciones vanguardistas y atractivas.

Conoce las últimas novedades de diseño en materia de almohadones, para renovar la decoración de tu dormitorio, living, salón o patio.

Romántico

Unos grandes floripones dan el toque romántico a estos elegantes almohadones, que realzan las líneas clásicas de cualquier sala de estar. Si bien el rojo  magnifica el esplendor de estos almohadones, también puedes optar por otros colores vivos: violeta, anaranjado, azul eléctrico o amarillo.

Fantasía que envuelve

El tul envolvente y la cuenta brillante en el centro dan a este almohadón un encanto de cuento de hadas, ideal para ambientar un dormitorio de niña con aire sofisticado y muy femenino.

Rústicos

Para dar un clima muy acogedor a la sala de estar o la terraza, estos rústicos pufs tejidos en crochet son un accesorio ideal, que aportará mucho color y comodidad al ambiente. Los almohadones rústicos artesanales han marcado tendencia en los últimos meses, acompañados de mantas y alfombras en el mismo estilo, para realzar muebles sencillos y campestres. La casa de campo o de playa se verá beneficiada de estos confortables pufs.

Colección de cojines

Una tendencia muy elegante para decorar la cama y hacerla más mullida y disfrutable es colocar sobre el cobertor una colección de almohadones y cojines en el mismo tono, intercalando texturas, formas y motivos. Los almohadones más grandes se colocan en la cabecera de la cama, y los más pequeños al final, dando la sensación de que un alud de cojines nos espera para descansar.

Texturados

Las cintas de seda en zig-zag que conforman el forro de estos almohadones les dan una vitalidad capaz de transformar un clásico ambiente en una atmósfera eléctrica y vanguardista.

Almohadones con arte

Más que un objeto decorativo, este almohadón es una verdadera pieza de arte, inspirada en el Art-Nouveau de principios del siglo veinte. Sofisticación y estilo retro se conjugan en estos cautivantes almohadones, que deben colocarse solos o en compañía de cojines lisos, para focalizar toda la atención en sus atractivas figuras.

Rebeldes

Fantásticos para un dormitorio juvenil o un piso de soltero, estos almohadones decorados con coloridos pins dan un toque funk y rebelde al más tradicional de los sillones.

Pop art

Estos sencillos cojines tienen todo su estilo en la impresión de la tela, basada en las figuras típicas del pop art. El particular estilo y colorido que presentan los convierte en una apuesta vintage y vanguardista a la vez, para un dormitorio o living alternativo.

Pompones

¿Hay algo más acogedor que unos pompones de lana para crear un ambiente cálido y de confort? En estos originales cojines, la lana aporta la suavidad necesaria para que todo sillón se convierta en un refugio de descanso. Se trata de una divertida opción para el dormitorio infantil, aunque no deja de ser elegante para una sala de estar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *